Comuniones 2017: Enri

Alguien me ha preguntado…. ¿Y los niños de comunión?

¡¡¡Pues claro!!! Jolín, lo que pasa es que este año, me han venido poquitos niños. Pero los hay, y son muy guapos, y me sonríen, y charlamos igual, y nos divertimos haciendo las fotografías… Y todo es igual de bonito y divertido, igual de especial.

Enri es un apasionado del mar y del fútbol, y por lo primero ya me conquistó, y con lo segundo disfrutamos mucho. Abajo están las fotos…. Su mamá es una persona increíble que se puso en contacto conmigo un día y me contó que llevaba tiempo siguiéndome, que le había gustado mucho mi trabajo, y que tenía unas ganas locas de que llegara un momento especial que compartir juntas. Era el día especial de su hijo.

Y vaya si lo fue….Hicimos alguna foto de familia, y muchas de él, buscando siempre encontrarle relajado y feliz. Como él es. Al final,  he acabado cogiéndole cariño a una mujer dulce y encantadora, con una profesión fascinante, y una familia maravillosa. ¿Os acordáis de lo que digo siempre de mi suerte? Pues esa, esa que me viene a ver siempre.

Aquí algunas fotos:

Su gran día pasó, y sé que se lo han pasado fenomenal, y que Enri ha sido muy feliz. Esto me ha alegrado mucho.
A Enri le deseo lo mejor, a Sara la abrazo muy fuerte porque me provoca mucha ternura, y a ti, Gema, muchas gracias por tu cariño. Eres una mujer estupenda.  Me ha encantado conoceros, de corazón.

Comuniones 2017: Paula

Hoy, ya acabando la temporada, y sin tiempo de haber actualizado mucho el blog,  vengo con una comunión muy especial, la de mi querida Paula.

Tengo la gran suerte de haber acompañado a la familia de Paula en varias ocasiones especiales desde hace un tiempo, y siempre me dan mucho cariño, mucha fuerza, y sobre todo cuando me despido de ellos tengo una sensación de felicidad, de armonía, y de ganas de abrazar a mi familia.

Son personas sencillas, que disfrutan de las pequeñas cosas, y están muy unidos. Creo que esto puede daros una idea de cómo me siento cuando les fotografío, y de por qué el resultado de esta sesión me gustó tanto. Paula llevaba un vestido absolutamente precioso y muy del rollo de ahora, que es el mismo  vestido que llevó su hermana, y que a su vez fue de su madre. Uno de los más bonitos que he visto este año, porque se lo puso por melancolía, porque ella lo sintió especial, porque fue de su mamá, y porque, aunque le ofrecieron comprar uno, igual que se lo ofrecieron a su hermana, las dos dijeron que no, que querían ese vestido y esto para mi significa mucho.

Su mamá hace cosas preciosas a mano con amor (podéis verlas en su blog: escrapateconmigo ) y trajo algunas para la deco de la sesión. Como veis, mis sueños hechos realidad: aportar personalidad, identidad y sentimiento a la historia que, mediante mis imágenes, quiero contarles. La suya propia.

Sólo os dejo unas pocas fotos de la protagonista, que en la familia son tímidos y no les gusta aparecer mucho:

Comenzamos la sesión con unas fotos de la familia al completo. Ya que vamos a hacer fotos, siempre les digo a todos que es bueno aprovechar, que luego no tenemos fotos todos juntos! Os ponéis ropa normalita, arreglá pero informal, y a echar un ratito juntos!!!

Y aquí mi Paula, preciosa y feliz:

Gracias a esta familia que me inspira, y me ayuda a mirar al frente y seguir el camino.

Un abrazo.

Comuniones 2017:Magdalena

Sigo enseñándoos comuniones a mi rollo, en el campo, y al natural.
Y con esta quiero incidir en lo mucho que me gusta personalizar las sesiones, y hacerlas especiales para cada una de las personas que va a participar de ellas, y va a compartir ese ratito conmigo.
La sesión de Magdalena es un claro ejemplo.
Su mamá contactó conmigo porque ya había visto mi trabajo, y se identificó completamente con lo que soy y lo que cuento con mis imágenes. Quedamos una tarde a un café, y no se me olvidará nunca porque fue la única vez en mi vida que llego tarde a una cita con un cliente, pero ese día sufrí varios microdesastres consecutivos…. El caso es que a mi hijo y a mi (conciliación laboral) nos esperaban Magdalena, su papá y su mamá con una sonrisa. Conocí a la peque, que resultó ser un encanto (a mi hijo también le encantó) y les enseñé el material, con el que conectaron desde el minuto uno. Eligieron rápidamente el álbum que iban a querer, el tipo de sesión, los recordatorios… Y entre todos aportamos ideas, compartimos, les hice pensar, y sé que Magdalena se fue muy contenta a casa.

La sesión se nos pasó volando. Magdalena tiene mucha personalidad, y había pensado en muchas cosas, en su amada música, en sus primeros meses de vida y sus muñecos, en algunas fotos que quería tener… ella tiene muy claro lo que quiere, y yo la dejé libre, y entre las dos hicimos magia. Y sí, magia, porque sus papás estaban alucinando de verla, y flipando con laguna imagen que les enseñaba en el Led de la cámara. Aludimos a su personalidad, a sus gustos, a sus expresiones… A los detalles, que son los que nos construyen.

Fue taaaaaan chulo!!!!

Para muestra alguna de las imágenes que salieron aquella mañana, de las cuales yo me siento muy satisfecha. Al final se quedaron con todas las fotos de la sesión, y creo que están muy contentos. Como lo estoy yo.

El otro día, mientras las editaba en casa, mi hijo se acercó al ordenador y me dijo: Mamá, qué guapa está Magdalena. Me pareció increíble que la recordara después de haberla visto media hora de una tarde. Por algo será.
Gracias a una familia tan increíble por las cosas bonitas que me decís, por el entusiasmo por mi trabajo, y las ganas de implicarse, y a Bea, porque estuvo pendiente de la peque toda la mañana, y me ayudó con los detalles, facilitándome la vida.

Abrazos, Magdalena. Que pases un día muy feliz.

Comuniones 2017: Ana y su estilazo!!!

¡¡¡Buenos días!!!

Os enseño la primera sesión de comunión de 2017: mi querida Anita.
Ana es una niña finita, tierna, dulce, con media sonrisilla tímida, que mira a la cámara con sencillez y sonrisa suave y delicada. Su mamá es una mujer especial, rabillo de lagartija, y muy implicada con lo que hace… estaba tan ilusionada también …. Pasamos una mañana estupenda las tres!!!
Ya sabéis que yo en mis sesiones procuro que la familia se implique y la hagamos personal y única, y esto lo conseguimos pensando, creando, inventando, y aportando en las fotografías cosas personales. En esta sesión Ana trajo sus muñecos preferidos, sus zapatillas favoritas, porque ella hace baile moderno y se nos ocurrió que podríamos darle un toquecito personal, mamá aportó cosas personales que tenía por casa para el decorado:

Ya hemos hecho las fotos formales: Me gusta soltarles el pelo, y dejar que los niños sean más libres y naturales.

 

Yo me volví loca cuando me dijeron: toca la guitarra eléctrica y su papá es músico. ¿QUEEEEEEEE!!!!!!? Bieeeeeeeeeeeeeen!!!!. Traedlo todo!!!!!!!

Lo sé, lo sé. Son muchas fotos las publicadas. Y muchas más que tengo en la carpeta que os enseñaría, pero ya me da palo. Yo creo que tengo poco que decir de estas imágenes: tenemos la Ana que a los 9 años sonreía a medias, que se fascinaba por todo, que era dulce y cándida, y también tenemos a la Ana más cañera, más loca, más motivada, que a sus 9 años, como todos, hace mil millones de cosas diferentes, prueba todo y se bebe la vida.

Gracias a toda la familia por dejarme enseñar unas fotos tan preciosas, por su confianza, por su entusiasmo al ver las fotografías… Soy una afortunada de tener a mi alrededor gente como ellos.
Y a la propia Ana por regalarme una mañana especial. Sé que vas a pasarlo genial en tu gran día. Yo te abrazo, y te deseo todo lo mejor!!!