El regalo perfecto para un adolescente

¡Una sesión fotográfica!

Y es que yo sé que cada vez os dais más cuenta de que nuestros hijos tienen muchas cosas materiales, y de que no sabes qué regalo especial hacerle cuando se van haciendo tan mayores que lo único que te piden es una camiseta de marca o un móvil.
Pero hay muchas muchas cosas más, cosas que llenan el corazón, además de hacerles un bien a su alma, y a sus recuerdos para siempre.

Mi madre guarda algunas fotos de mi adolescencia, de esas que hacíamos con la cámara de mi tío, que luego al revelarla te corrían a tortas porque … ¡¡¡Esto vale mú caro y todas han salido mal!!! Pero pocas, muy pocas. Antes apenas nos podíamos permitir hacernos fotografías.

Pero ahora tenemos acceso a fotografiarnos siempre que queramos, como queramos. Todos tenemos un teléfono. Pero al final se hacen miles de fotos con el móvil sin ninguna calidad, casi siempre en la misma pose, y luego quedan muertas de asco en la carpeta fotos, o peor, perdidas en un formateo, o en un móvil que se ha roto y son irrecuperables.

¿Y ahora qué? ¿Qué hacemos con eso? Porque de las de bebés tenías un álbum, pero ahora que es mayor…. ¿os habéis preocupado de almacenar sus recuerdos?

Yo he hecho varias sesiones a adolescentes y son muy guays. Ellos se sienten genial, hacemos algo adaptado a su personalidad, les implico para que decidan un poco qué quieren y cómo lo quieren, y os aseguro que el resultado siempre es genial, ellos se sienten especiales y únicos en una etapa de la vida en la que la autoestima es ta tan importante, y tú, aunque ellos no lo sepan, les has hecho un regalo de valor incalculable que tendrán para siempre.

Hacemos las sesiones, copia de los archivos a los papás y al niño, e imprimimos alguna, que eso es importante. Es muy chulo tener en la habitación una foto de ellos que les identifique.

Lucía va a tener un montón, porque se nos fue la olla.
Decidimos salir las tres (siempre acompañados de uno de sus padres, claro) a afotarla por el centro de Madrid. Fuimos paseando por una de las calles que más le gusta patear, Fuencarral, y bajando hasta la Gran vía, haciendo Street Photography sin miedo ni vergüenza. Al principio sé que pensó que yo estaba muy loca cuando me miraba tirarme por el suelo, o no ver ninguna fotografía imposible, pero en seguida entró en el rollo, y me hizo de modelo experta. Yo filmaba mucho, por eso se me fue tanto la olla, porque daba igual qué le pidiera que hiciera, que lo hacía genial. Y si no le pedía, lo hacía aún mejor, así es que…

No voy a poner todas las fotos porque no terminaríais de leer este post, pero os dejo algunas para que veáis lo guapa que está, y lo bien que lo pasamos. Y sé que vais a valorar el recuerdo que para ellos supone.

Gracias Lucía. Por tu sonrisa tímida final, y lo fácil que me lo hiciste. Gracias a su mamá porque sabe apreciar la importancia de las cosas, y darle valor a los momentos.

Deberíais leer todo lo que he escrito aquí y reflexionarlo. Sé que tengo razón, y podéis ponerle remedio.

¡Abrazos!

Mi Photomundo: Cristina García Rodero

Hola a todos.

Hoy, que tengo un poco de tiempo a primera hora, me apetece contaros algo de Cristina García Rodero.

Cristina nació en Puertollano, en Octubre del 49, y estudió Bellas Artes en la Complutense de Madrid. Allí acabó dando clases de dibujo primero, y de fotografía después, donde afortunados alumnos han podido disfrutar de ella hasta 2007.

Comienza en el año 75, y con una beca, a fotografiar las tradiciones y costumbres españolas a lo largo y ancho de nuestro país, hasta el año 88 más o menos. Con su visión tan dulce y particular de las cosas, consigue espectaculares y tiernas visiones de lo que vivimos los españoles de aquella época, de los contrastes, los desgarros, las cotidianas ternuras y la magia de lo profundo. Lo cotidiano llevado a lo exquisito. A este trabajo le llamó “La España Oculta” y recorrió numerosas salas de exposiciones en España y en el extranjero. Además, hay un libro que engloba la obra, y que es una auténtica delicia.
Os dejo algunos ejemplos:

ACF0482-09 espana_caceres1 images-2 images

1245794401_850215_0000000000_sumario_normal

 

Para Cristina lo más importante es la vida. Lo cotidiano de las cosas. Si a mi ella me gusta tanto, es porque pasa de artificios, y se dedica a observar todo lo que los demás no vemos que está sucediendo entre lo cotidiano del vivir. Disfruta de la exploración y la aventura, y aunque ha tenido que trabajar de docente para sobrevivir económicamente (la fotografía es muy dura) festivos y fines de semana eran suyos, y con el tiempo, ha podido visitar numerosos países en los que ha plasmado la cultura de esos lugares con la magia que a ella la caracteriza. El que quiere, nunca encuentra obstáculos.

Desde la UNESCO le propusieron trabajar con Médicos sin Fronteras para plasmar su labor, y ha conocido, entre otras desgracias, lugares en guerra, tomando imágenes auténticamente desgarradoras, y mostrando su valentía y su necesidad de contar lo que sucede acercándose siempre al límite como si nada fuera a sucederle. No valoramos a los fotoperiodistas en su justa medida… ahí lo dejo.12841175_10153999216224241_2208659349948946668_o

Esta imagen está extraída de su una de sus últimas entradas de Facebook  y pese a que data de 1999, es de absoluta vigencia en el momento en que vivimos. Estos son refugiados Kosovares. Ahora son Sirios.
Su fotoperiodismo es desgarrador, emocional, puro. Además, Cristina cuenta con el orgullo de ser la primera española (y una de las pocas mujeres) que ha pasado a formar parte de la Agencia Magnum, creada en 1947 por los reporteros de guerra Robert Capa, David Seymour “Chim”, Henri Cartier-Bresson, George Rodger y Bill Vandivert, además de Maria Eisner y Rita Vandivert. Una pasada….

Numerosos premios, nacionales e internacionales, y mucho esfuerzo detrás, la convierten en una grande, con mucha sensibilidad y pasión por lo que hace. Yo me quito el sombrero.

Su último proyecto (creo que sigue realizándolo) es “Entre el cielo y la tierra” , un trabajo que muestra los contrastes de la vida, su dualidad, la religión y lo pagano, la vida y la muerte, el amor y el odio, lo nuevo y lo viejo, la guerra y la paz….. Y todo desde su perspectiva real, curiosa, atrevida, siempre con una fuerza impresionante…

Os dejo el enlace a su galería en la agencia Magnum, y espero que tengáis un ratito para dedicar a su trabajo, a lo que hace, y a cómo lo hace, porque es una maravilla.

Cristina García Rodero en Magnum

 

Tras un talento compartido, y con toda la sensibilidad y la pasión que esta mujer me contagia, os abrazo…