Sesión de familia: Trabajar con niños pequeños

Os enseño una familia preciosa de la que sé que no voy a olvidarme nunca gracias a ella, a la pequeña Abril, y mediante ellos aprovecho para contaros cómo trabajo con niños pequeños.

Son muchas familias las que he conocido, muchos niños cada uno con su particularidad, y a veces los nombres he de reconocer que me bailan, pero no las historias, ni los momentos. Para mí son más emociones que nombres, más momentos especiales que identidades en sí. Como todos repetís,(tengo esa gran suerte), al final los nombres me los sé, pero prefiero contar los detalles, y por qué me sacan una sonrisa.

Del nombre de la pequeña Abril no voy a olvidarme , aunque por lo pronto sólo la haya visto una vez, pero es porque sus papás me contaron la bonita historia de su nombre, y esa historia está ligada a una celebración constante de su mes, su nombre, y su vida. Por eso siempre sabré que se llama Abril.

Y no la olvidaré sobre todo porque me regaló uno de los momentos más bonitos que he vivido en mi profesión.

Sus papás no sabían cómo reaccionaría Abril durante la sesión, probablemente tímida, decían, quizá seria, distante… ¿Y si no tiene el día? ¿Y si nos llora por miedo a lo desconocido? Le gusta sentirse segura, y si no conoce a la persona no va a colaborar…

Y bueno, ahora veréis las fotos, pero ella demostró lo que es: una niña feliz, querida, acompañada y segura, libre y sin miedos.

Para no asustarles, al principio no me acerco mucho a los niños. Les dejo su espacio porque considero que es mejor que me vean interactuar con sus padres, que vean las sonrisas, las frases que cruzamos con complicidad porque ya hemos hablado previamente para preparar la sesión, que vean a sus padres felices y relajados, así ellos puedan sentir que no pasa nada. No soy la típica que llega y besa, y toca, y dice frases locas a los niños. Primero los padres, y dejo que ellos poco a poco se acerquen.

Tampoco quiero que me den un beso. Yo beso a sus padres, pero a ellos no. Les saludo, les sonrío, y sigo con el momento bienvenida, porque sus papás me conocen por ese trabajo previo que hago vía tlf o mail, por esa confianza que intento crear con la familia para facilitar mi trabajo y mejorarlo, pero para ellos soy una desconocida.

Con los niños de comunión, por ejemplo, trato de hablar antes, porque son más mayores y pueden decidir, contarme cosas, preguntarme lo que quieran… y cuando llega el día de la sesión se acercan ellos, me abrazan y todo fluye, pero con los pequeños la única forma es a través de sus referentes.

Pues esta sesión fue como la seda. Jugamos, nos reímos, nos contamos cosas, y cuando acabó hicimos una despedida larga, y es que las despedidas suelen ser largas porque me gusta ese momento posterior de comentar cómo ha ido, e ir cerrando conversaciones que se iniciaron mientras trabajaba, pero como yo me vengo arriba y me inspiro y me vuelvo loca, dejo las conversaciones a medias.

El caso es que cuando nos íbamos, la mamá de Abril le dijo: ¿Das un abrazo a Loren? Y Abril saltó de sus brazos, y me agarró a mi fuerte, emocionada. Yo me sorprendí, me sentí feliz, y lloré. Lloré mucho por poder tener la suerte de vivir ese momento. Por saber que una niña se siente bien, se siente segura, se siente cómoda. Por saber que es posible llegar al corazón de las personas haciendo lo que hago. Por tener la suerte de ver siempre el lado bueno y amable de la vida. Lloré y seguí llorando porque Abril no quería soltarme. Y sus papás se emocionaron conmigo. Y sé que suena moñas, pero es lo que hay, es lo que pasó y es lo que siento.

Yo como fotógrafa hago muchas cosas, pero cuando me preguntan cómo me defino, siempre digo que soy fotógrafa de familias. Las familias empiezan en un punto (boda o no, pareja o no, embarazo o no, mascotas o no, cumpleaños, comuniones, etc…) y evolucionan y avanzan, y me gusta ir creciendo con ellas. Trabajar con familias, con familias como la de Abril, y con momentos como los que vivo, es lo que le da sentido a todo.
Gracias, chicos, ya os dije que esto era muy especial para mi. Gracias por dejarme contarlo. me cae la lagrimilla de recordarlo y escribirlo. Espero que os guste.

Un beso enorme.

Smash Cake 1 año: NUNO

¡¡Ayyy qué emoción!! ¡¡¡Estas fotos que os voy a enseñar me encantan!!!

Por mis publicaciones de Instagram, muchos ya os sabéis la historia de esta sesión fotográfica por el cumpleaños de 1 añito de Nunito, (o también llamado en las Américas SmashCake, que yo soy muy políglota), que es la siguiente:

Su mamá, que es muy detallista, me pidió que le preparara una sesión de esas tan divertidas en las que montamos un pequeño decorado acorde al bebé, y le plantamos una tarta para que la destroce como quiera.

Esta sesión fue muy especial por muchas cosas, por lo mucho que les quiero, pero sobre todo porque el niño nos regaló un momento muy especial que nunca olvidaré: se lanzó a dar sus primeros pasos mientras acabábamos de vestirle para empezar a hacer las fotos. Yo anduve lista y ahora tendrá para siempre la imagen de sus primeros pasos hecho un Dandy, con pajarita y todo. ¿No es pa comérselo? jajajajaja
Y es que siempre hablo de la magia de esos instantes, de la importancia de atesorar recuerdos en forma de imágenes para el futuro, y a veces, la magia sucede y yo puedo vivir los momentazos ajenos en primera persona casi como si fueran míos.

Para esta sesión decidí hacer un decorado sencillo, en tonos amarillos porque el amarillo es mi color preferido, me da luz y alegría, me hace sentir feliz y cómoda, como esperanzada, y con pajaritas de papel, un elemento al que ya le tenía muchas ganas desde hace tiempo. Todo tiene un significado porque creo mucho en contar historias y en hacer de ellas tu historia personal, y en este caso, la simbología es sencilla: unos pajaritos que se escapan de la jaula y vuelan hacia un árbol donde podrán vivir libres para siempre. Evolución, perspectiva a un futuro feliz, caminar con esperanza, libertad, luz …. Y dado el arranque a caminar de Nuno, la expresión “caminar” cobró un significado especial que creo que fue la cuadratura del círculo.
Después de esto, la sesión fluyó con un buen rollo impresionante.

Eso sí, también hay que contar, porque a veces pasa, que a él la sensación de tocar la tarta y mancharse no le gustó mucho, así es que pasó de la extrañeza cuando se la pusimos delante, al “no me mola nada su textura”, y a darle patadas al pastel para evitarlo.
Así es que el momento tarta acabó pronto … los niños tienen su personalidad desde bien pequeñitos y eso me encanta, y hay que dejarles expresarla aceptando las situaciones.

Con todo, el reportaje completo me encanta y todo es gracias a él, a su luz, sus expresiones, y la historia que contamos.

Nunito, cuando crezcas voy a poder decir contenta que viví este momento contigo y con mamá, y que he estado presente cuando naciste, cuando caminaste, y espero que también cuando la vida te traiga todas las cosas buenas que estén por llegar. Lo veremos juntos.

La tarta es de Imaginarte tartas (que estaba riquísima, que luego nos la comimos entre todos)
Nunito es el miembro más pequeño de El globo amarillo que es una tienda de juguetes muy especial, con juguetes seleccionados muy especiales.

Y yo estoy muy felizzzzzzzzzz

Sesiones I LOVE ME: aprende a quererte mucho.

Hace unas semanas lancé una promo especial para la mujer. Para todas esas mujeres del mundo, que somos muchas, que a veces nos olvidamos de nosotras, y de lo mucho que valemos.

Mis sesiones #ILOVEME nacieron porque me di cuenta de que cada uno de nosotros debería ser especial para sí mismo, porque podemos ser felices sin esperar, adelantándonos y dándonos amor. No sólo las mujeres, claro, pero yo soy mujer y mis seguidoras son casi todas mujeres, por eso decidí hablarles a ellas así, a lo bestia. Somos preciosas, y si recibimos amor y podemos disfrutarlo es genial, pero no hay que olvidar que nadie va a querernos como nos queremos nosotras , así es que…. ¡¡¡Valientes del mundo!!! Que sois muchas!!! Amáos y demostráos amor. ¡¡¡Coño ya!!!

Me paso el día pendiente de mis defectos… ¿Por qué no atender a mis virtudes, que son muchas también?
Y como creo firmemente en ello, yo me emociono y me entrego a tope para que así lo sintáis.

Os ponéis en contacto conmigo, hablamos un poco de lo divino y de lo humano (es que yo charlo mucho) y acordamos una fecha para tí, para que te quieras y te disfrutes. Un poquito de chapa y pintura, aquella ropa que mejor te haga sentir, con la que te veas guapa y especial, y una mañana pa cuidarte y dejar constancia de tu yo actual, de tu lado más hermoso, pero eso sí, siempre en tu estilo.
Hay mujeres con las que hago proyectos más atrevidos, boudoirs, etc… y otras que necesitan y quieren otras cosas, imágenes más sencillas, más directas.

Cada una a su rollo.

Aquí algunos ejemplos:


¿Véis?

Diferentes estilos, diferentes necesidades, diferentes momentos.

Te aseguro que a tu yo del futuro vas a encantarle. Esta será la mejor foto que tengas de ti misma, porque luego pasa el tiempo y ya no vas a ser igual, y vas a mirar a esa chica de la imagen con cariño, y vas a quererte mucho, y te vas a dar cuenta de que no estabas tan mal, de que eras preciosa. No quiero que te arrepientas de no haberte querido lo suficiente, porque la vida es una y el tiempo pasa implacable.

Gracias a todas las que os habéis emocionado con la idea, a todas las que habéis participado de ella, y con ilusión os habéis venido arriba y creado algo grande, algo hermoso.

Y siempre gracias a todas las que me dejáis enseñarlo ❤️

SmashCake 1 añito : EMMA

Smashcake o lo que viene siendo aplastar una tarta porque cumples 1 año y… ¿Cuándo vas a tener la oportunidad, si no es de bebé, de sentarte frente a una tarta y destrozarla, comértela con las manos, mancharte, reírte a lo loco y pasártelo genial?

A mi me parece muy divertido, y cada vez hay más mamis que me lo piden, y a mi que me gusta mucho un fregado… ¡¡pues me apunto sin problemas!!

Aquí os enseño el de EMMA. Yo la conocí recién nacidita, tan pequeñita, tan mona, y con unos padres tan absolutamente flipados por su hija y su nueva vida, que me quedé prendida de ellos. Ya sabéis que a mi siempre me llega gente muy conectada a su realidad, a lo que están viviendo, que dan importancia a las cosas importantes, y que se dejan llevar por esas emociones tan apabullantes que la vida te pone al frente. Y no me llegan por casualidad , es que estoy segura de que es esa la gente que decide hacer fotografías estéticas y profesionales para el futuro recuerdo.

A partir de esa primera sesión, he tenido la suerte de ir retratando a Emma y el paso de sus días, con sus amigos, con su fiesta familiar de cumpleaños, y ahora también con su primera tarta de cumpleaños.

Su mamá se encargó de la decoración, y es que la dejé hacer lo que quiso porque ella tiene mucho gusto, y siempre me sorprende con decoraciones geniales, carteles que hace con mis fotos que son la pera, conjuntos de ropa que me flipan…. Vamos, que yo con ella estoy muy tranquila, no tengo ni que pensar jajajajaja

Así quedó el decorado de bonito:

La tarta que vais es de Imaginarte Tartas , que están riquísimas y además son superbonitas.

Y os presento a la protagonista:

Emma y su ternura, su serenidad, que ya veréis que es todo puro despiste, porque en cuanto le ponemos la tarta delante, sale su lado curioso y pillín, y la disfruta mogollón!

La corona que lleva Emma, por cierto, es de La Gondolera , una chica que hace tocados a mano que son una pasada.

Lo que pasó a partir de aquí, lo cuentan mejor las imágenes que yo. Así es que pasen y vean, y espero que esta secuencia les saque una sonrisa.

Y esto es todo, amigos. Emmaaaaaaaaaa qué grande eres, aunque sólo tengas 1 año!!!

Lo de limpiar y eso ya se lo dejo a los papis, yo salgo de vuestra casa feliz y deseando llegar a la mía para descargar las imágenes, y disfrutarlas.

Muchas gracias a esta familia que he tenido la gran suerte de conocer, no sólo a ellos tres, sino también a sus abuelos, tíos, amigos… A todos, que me han abierto las puertas de su familia, y que siempre me reciben con amor, sonrisas y reconocimiento a mi trabajo.

Un abrazo, con el corazón.

Fotografía de Familia: Un recuerdo anual.

¡Hola queridos! Hoy os enseño una sesión de fotos en familia y os hablo sobre la importancia de estas para generar conversaciones y recuerdos cuando nuestros hijos crezcan.

Ya sabéis que nadie como yo para contaros la importancia de las fotografías para una familia. No sé vosotros, pero yo, si tiro de memoria simplemente, me quedo corta. No me acuerdo ni de la mitad de la mitad de las cosas que nos han pasado, o las recuerdo a destiempo, cuando ya no importan.
Es por eso que digo siempre que las fotos son la llave que abre esos recuerdos. Delante de una foto, o un álbum, soy capaz de contarle a mi hijo miles de historias, desde las tonterías más tontas, a lo gordo: “este año estábamos cambiando de casa, y esta foto la hicimos en navidad, cuando bajamos a ver a los abuelos, y tú estabas empeñado en quedarte a vivir allí, porque ese año, decías, que el Ratón Pérez no vendría si no dormías en la cama con la abuela….”

Si lo deseas, es un no parar.

Y María y Xisco lo saben. Y les adoro,  porque todos los años, y aunque ahora vivan fuera de España, por las mismas fechas, me llaman para dejar constancia del paso del tiempo en su familia. Los niños crecen, nosotros vamos cambiando, y contarlo para el futuro es importantísimo.

Seguro que les habréis visto por aquí por el blog con anterioridad, porque son un amor y me dejan con gusto que os enseñe mi trabajo.

Aquí una selección de una sesión completa en la que lo pasamos en grande, y donde podemos ver la personalidad de cada niño, sus sonrisas, su forma de mirar, su relación con el mundo…

Gracias a ellos, por todo, por su cariño, confianza, y por hacerme todo tan fácil, y subirme la autoestima tanto con sus gestos y palabras. También a los abuelos, que aunque no salen, siempre se vienen y tienen un abrazo para mí.

Es por estas cosas que mi trabajo merece tanto la pena.

Sesion embarazo: Julieta entre trigales

Tenía muchas ganas de enseñaros esta sesión de embarazo diferente, en medio de un trigal, porque fue un flechazo. Una de esas cosas que les pasan a los fotógrafos, que ven un sitio y dicen: ahí tengo que hacer unas fotos.

Y a ella, a la futura mamá, que sé que le encanta mi trabajo y que quería tener un recuerdo de su barriga, le pareció una idea genial, y se dejó llevar por mis ganas…

Lo encontré paseando una mañana, buscando localizaciones. Desde el coche parecía un sitio chulo, pero no podía distinguirlo. Y escondido entre una arboleda estaba. Además parecía que estaba esperándome porque, no sé quién, había dejado un camino hecho, no muy largo, y un poco estrecho, pero a mi me valía para lo que quería hacer, porque, la verdad, no sé si me hubiera atrevido a pisar el trigo para satisfacer mi deseo…

El caso es que fui un par de veces, a diferentes horas, a ver qué tal era la luz… Y bueno, estaba maravillada. Elegí la que pensé que sería la mejor hora, aunque justo esa mañana el cielo se nubló (está mu graciosillo el tiempo este año…) pero vaya, perfecto, porque la luz de un cielo nublado es maravillosa.

Et voilà:

Julieta está preciosa. Tenía miedo de no verse, de no saber hacerlo, de encontrarse como ajena en un entorno tan apasionante, pero mira, es charlar un poco, contarle que eso de posar no va conmigo, que sólo quiero que sea feliz y lo disfrute, que sea ella misma, y todo sucede, y es fantástico.
No hay que posar, hay que vivir!!!! Hay que conectarse con el momento y disfrutarlo.

Su amiga perruna ayudó mucho, porque es una perrita buena, con miedos por su horrible pasado, pero cariñosa y enamorada de Julieta.

Claro, que quién no se enamora de ella, con su sonrisa permanente, su cara bonita y tierna, su pelo al viento… En alguna foto Julieta representa a como si Ana de las tejas verdes creciera pero su alma salvaje siguiera acompañándola…. movidas de mi cabeza, supongo.

¡¡¡En fin, me encanta!!! Que igual está feo que lo diga yo, pero vaya, hay que venirse arriba de vez en cuando, y sentir que una es la leche. FIN.

Primera comunión: etapas de una familia

Ey! Salaos!!!
Hoy os cuento algo que me pone mú contenta, y es que esta #familia tan bonita que veis me eligió para poner imágenes a la etapa que atraviesan: Hugo hará su #primeracomunión en la mejor de las compañías!!! Todos creciendo juntos y felices.

Siempre os cuento que es importante estar conectado a lo que vivimos, y recordar el global de una etapa, no sólo el momento concreto en el que ponemos toda la carne en el asador y parece que el resto se nos olvida.

Ellos, que lo saben, me conocieron gracias a una amiga que me recomendó (amigaaaa un abrazooooooo) y decidieron hacerse una sesión completa conmigo donde primero aprovechamos para tomar fotos de la familia junta, de sus bromas, sus juegos y sus momentos, y luego hacemos las de comunión propiamente dichas, donde el niño aparece solo, teniendo su protagonismo, como veis en las fotos incorporando cosas que cuentan su historia, sus gustos, sus aficiones… pero también rodeado de los suyos, que es lo que da sentido a todo.

Fueron geniales, Mamen, su mamá, es un amor y me ayudó mucho con su implicación e ilusión desde el principio (así sí me mola currar)… y luego él, que es un encanto de niño, el papá que no dejaba de sonreír facilitando las cosas, jugando y aumentando el ambiente agradable y la peque…. esa sonrisa de pícara, sus travesuras… pasamos una mañana muy divertida.

No nos salió el sol porque ha sido un abril complicado, pero esta luz a mí me encanta mucho más….

Sólo os enseño algunas, un poco de esa historia, de esos momentos… Ahora tienen muchas muchas fotos para recordarlo. Esta mañana me escribía su mamá emocionada viéndolas, diciéndome que se le caía un poco la lagrimilla,  y sé que no es por las fotos en sí, ni por los encuadres, la técnica ni ná de esos rollos,  sino es porque esas fotos le han hecho sentir, sentir fuertecito y ser consciente de todo lo que han hecho juntos.
Esto da sentido a lo que hacemos los que nos dedicamos a dejar recuerdos en la retina.

Gracias por vuestro cariño, apoyo, recomendaciones y por dejarme publicar, y compartir con todos algo que a veces se nos olvida: somos afortunados por vivir y tener una familia.

¡¡¡Un abrazo!!!!

Sesion de pareja: Lola y Javi

Queridos todos, os enseño a una pareja bonita donde las haya.

Ellos son Lola y Javi, y tienen una conexión especial. Entendieron perfectamente de qué iba la cosa, y les dije simplemente que una sesión de pareja es, bajo mi punto de vista, un momento de reflexión: “tenéis que conectar con lo que sentís el uno por el otro. ¿Por qué estáis juntos? ¿Qué os gusta del otro? ¿Cuántas cosas bonitas hace por ti, te hace sentir, te aporta y te suma? pues miráos y sentidlo”

Simplemente las sesiones de fotos van es eso para mi.

Cuando pasen los años, quiero que las veáis y sonriáis recordando lo bonito del momento, vuestro aspecto, cuestas miradas y vuestras sonrisas, y todo eso tiene que ser real, tiene que estar conectado.

Y así fue, que me lo pusieron muy fácil, y que en nada tenía un montón de fotos bonitas para su futuro, porque lo sienten.

Espero que os gusten y que mis palabras os sirvan a todos para reflexionar sobre la importancia de los momentos juntos, de calidad, y de conciencia para el recuerdo, y si no váis a haceros fotos, que sería ideal, al menos esta noche os sentéis con vuestra pareja se lo contéis y os miréis de esta manera. A veces se nos olvida. Nos dejamos llevar por el ritmo de la vida y se nos olvida.

Gracias a esta bonita pareja por sus sonrisas y sus palabras de cariño hacia mi y mi trabajo. Que tengáis un día muy feliz juntos.

¡¡¡Un abrazo!!!

Sesiones de AMOR

En este post no quiero extenderme mucho.
Yo sé que algunos estáis un poco saturados de estas fechas, de lo que implican, de  lo que supone… Pero también sé que hay gente que está viviendo su momento de ilusión, de hacer tonterías, de sentir a lo bruto el amor, y de aprovechar cualquier excusa para demostrar que siente mucho y bien por alguien, y que quiere recordarlo para que dure toda la vida.

A los que no les molesta, a ellos me dirijo. No vayamos a molestar…Porque ojalá pudiéramos guardar en un frasquito esa sensación, y repartirla, como el que regala una chuche… pero no podemos. Aunque a mi a veces me pasa que viendo una fotografía, la recuerdo. Aunque sea de personas que no conozco. Mucho más si es mi propia imagen. Y esto es muy guay, y se parece mucho a lo del frasquito. Por estas cosas son por las que me gusta mi trabajo.

Así es que os propongo a los rezagados que aún no sepan como demostrarlo, y aún pasada la fecha comercial, ( ya no sólo porque sea 14 de febrero, sino porque es febrero, porque hace frío, porque es un planazo, porque a veces brilla el sol, porque las nubes no huelen y ¡¡¡porque le quieres!!!… ¡sobre todo por eso!) que se pongan en contacto conmigo y hablamos sobre ello.

Hablamos sobre vosotros, sobre tí, sobre tu pareja, sobre tu mejor opción. Tus sueños, tus planes, cómo fue que llegasteis hasta aquí… sobre cómo sois, qué os gusta, y qué es lo que siente cuando piensas en ello. 

Os aseguro que hacerse una sesión fotográfica no es sólo un recuerdo en imágenes, es una experiencia feliz.

¿Hablamos?

Por una feliz navidad y mil gracias.

25 de diciembre FUN FUN FUN!!!!

SIIIIIIIII, ¡¡en mi casa los villancicos ya están a toda mecha, con la lista de reproducción de Spoty a tope, y unas ganitas de navidad que me vuelvo loca!! Hemos decorado la casa con manualidades (como la de la foto, que la ha hecho el Rubito) y tengo luces colgadas por todos lados como para hacer una tienda de iluminación.

Estas navidades son taaaaaaan bonitas para mi… Por muchas cosas, pero la principal es que voy viendo color al asunto, al asunto de vivir así en general…. Y en particular, con lo que nos ocupa aquí, que son mis fotografías, lo veo todo con arcoiris y purpurina. Y es que hace un año yo, así como apocada y discreta, iba diciendo de a poquitos que tenía un sueño por cumplir. Pero han ido pasando los meses, y el sueño está ya viviéndose: dejo recuerdos bonitos para los demás. Y trabajar, lo que se dice trabajar, para mi ahora es un sueño.

El otro día, hablando con una chica que se va a hacer una sesión de embarazo a principios de año a la que conocía en esa conversación telefónica, le hablada de mi suerte. Así, a lo loco.  Y lo entendió a la primera. Dice que ella entró en mi IG y vio 2 fotografías que la hicieron saber que tenía que llamarme. Le hablé precisamente de eso que yo llamo suerte pero que en realidad creo que es una cuestión de feeling, de sensaciones parecidas, de entender lo que alguien desprende y transmite, de sentirse reflejado con una forma de ver las cosas. Y cuando las cosas son así, todo fluye guay para las dos partes.

Cada vez sois más los que me escribís para hacer una sesión de fotos conmigo, y es que siempre son personas que están felices de vivir un momento, que viven la vida como una experiencia. Es gente que comprende lo importante, que te da cariño, que te abre su corazón, que crea un clima bonito, que tiene ganas de sentir, y vivir bonito.

Siempre les pido que vengan felices, que dejen atrás todo lo malo que en todas las casas hay, y que se concentren en todo lo bueno. Y no me miran raro. Normalmente lo traen de serie.

Yo sé que soy una loca de la vida. Que parece que voy desprendiendo purpurina a cada paso, que parezco tontita a veces, o que no tengo los pies en la tierra, quizás un poco simplona, pero también sabéis que me la trae un poco al pairo. Yo me entiendo, conozco mi profundidad y es por ella que sé vivir así y escribir así, en mi montaña rusa,  sobre todo porque así a mi me merece más la pena. Esto no quiere decir que no viva sombras, que las cosas sean fáciles, o que no me duela el corazón, pero tengo la suerte de poder vivir más o menos bien con todo eso, y que los ratos a oscuras sean los menos. Incluso en Navidad, donde parece que todo afecta más, y más duele… pero volvamos a la purpurina…

Os voy a felicitar de la mejor manera que sé, y es haciendo un pequeño resumen con imágenes de algunas de las sesiones de Navidad de este año, que se han hecho bajo un solazo de impresión por lo atípico de este año en cuanto al clima se refiere, y que espero que os hagan sonreír un poco, y plantearos que dejar un recuerdo para toda la vida es importante. Que vivir los momentos que tenemos ahora es básico. Que nuestra familia por imperfecta que sea, es maravillosa. Y que la Navidad es una gran época para todo, igual que los demás meses, pero también para quererse más y mejor.

GRACIAS con todo mi corazón a todas las personas que han confiado en mi, que me recomiendan, que me mandan besos, que me abren su corazón en los mails de presentación haciéndome que tenga más ganas de conocerles aún, que piropean mis fotos, mi trabajo, que me hacen creerme que valgo, que me abrazan, que me ayudan a ser mejor, a ser grande…. A todos esos que me sonríen, que son efusivos, y que me contagian esa lucha por los sueños.

Me he declarado la ThanksGivin Malagueña. Soy muy feliz. GRACIAS.

A todos vosotros, os abrazo fuerte. Feliz Navidad.