Sesion de pareja: Lola y Javi

Queridos todos, os enseño a una pareja bonita donde las haya.

Ellos son Lola y Javi, y tienen una conexión especial. Entendieron perfectamente de qué iba la cosa, y les dije simplemente que una sesión de pareja es, bajo mi punto de vista, un momento de reflexión: «tenéis que conectar con lo que sentís el uno por el otro. ¿Por qué estáis juntos? ¿Qué os gusta del otro? ¿Cuántas cosas bonitas hace por ti, te hace sentir, te aporta y te suma? pues miráos y sentidlo»

Simplemente las sesiones de fotos van es eso para mi.

Cuando pasen los años, quiero que las veáis y sonriáis recordando lo bonito del momento, vuestro aspecto, cuestas miradas y vuestras sonrisas, y todo eso tiene que ser real, tiene que estar conectado.

Y así fue, que me lo pusieron muy fácil, y que en nada tenía un montón de fotos bonitas para su futuro, porque lo sienten.

Espero que os gusten y que mis palabras os sirvan a todos para reflexionar sobre la importancia de los momentos juntos, de calidad, y de conciencia para el recuerdo, y si no váis a haceros fotos, que sería ideal, al menos esta noche os sentéis con vuestra pareja se lo contéis y os miréis de esta manera. A veces se nos olvida. Nos dejamos llevar por el ritmo de la vida y se nos olvida.

Gracias a esta bonita pareja por sus sonrisas y sus palabras de cariño hacia mi y mi trabajo. Que tengáis un día muy feliz juntos.

¡¡¡Un abrazo!!!

Sesiones de AMOR

En este post no quiero extenderme mucho.
Yo sé que algunos estáis un poco saturados de estas fechas, de lo que implican, de  lo que supone… Pero también sé que hay gente que está viviendo su momento de ilusión, de hacer tonterías, de sentir a lo bruto el amor, y de aprovechar cualquier excusa para demostrar que siente mucho y bien por alguien, y que quiere recordarlo para que dure toda la vida.

A los que no les molesta, a ellos me dirijo. No vayamos a molestar…Porque ojalá pudiéramos guardar en un frasquito esa sensación, y repartirla, como el que regala una chuche… pero no podemos. Aunque a mi a veces me pasa que viendo una fotografía, la recuerdo. Aunque sea de personas que no conozco. Mucho más si es mi propia imagen. Y esto es muy guay, y se parece mucho a lo del frasquito. Por estas cosas son por las que me gusta mi trabajo.

Así es que os propongo a los rezagados que aún no sepan como demostrarlo, y aún pasada la fecha comercial, ( ya no sólo porque sea 14 de febrero, sino porque es febrero, porque hace frío, porque es un planazo, porque a veces brilla el sol, porque las nubes no huelen y ¡¡¡porque le quieres!!!… ¡sobre todo por eso!) que se pongan en contacto conmigo y hablamos sobre ello.

Hablamos sobre vosotros, sobre tí, sobre tu pareja, sobre tu mejor opción. Tus sueños, tus planes, cómo fue que llegasteis hasta aquí… sobre cómo sois, qué os gusta, y qué es lo que siente cuando piensas en ello. 

Os aseguro que hacerse una sesión fotográfica no es sólo un recuerdo en imágenes, es una experiencia feliz.

¿Hablamos?

Por una feliz navidad y mil gracias.

25 de diciembre FUN FUN FUN!!!!

SIIIIIIIII, ¡¡en mi casa los villancicos ya están a toda mecha, con la lista de reproducción de Spoty a tope, y unas ganitas de navidad que me vuelvo loca!! Hemos decorado la casa con manualidades (como la de la foto, que la ha hecho el Rubito) y tengo luces colgadas por todos lados como para hacer una tienda de iluminación.

Estas navidades son taaaaaaan bonitas para mi… Por muchas cosas, pero la principal es que voy viendo color al asunto, al asunto de vivir así en general…. Y en particular, con lo que nos ocupa aquí, que son mis fotografías, lo veo todo con arcoiris y purpurina. Y es que hace un año yo, así como apocada y discreta, iba diciendo de a poquitos que tenía un sueño por cumplir. Pero han ido pasando los meses, y el sueño está ya viviéndose: dejo recuerdos bonitos para los demás. Y trabajar, lo que se dice trabajar, para mi ahora es un sueño.

El otro día, hablando con una chica que se va a hacer una sesión de embarazo a principios de año a la que conocía en esa conversación telefónica, le hablada de mi suerte. Así, a lo loco.  Y lo entendió a la primera. Dice que ella entró en mi IG y vio 2 fotografías que la hicieron saber que tenía que llamarme. Le hablé precisamente de eso que yo llamo suerte pero que en realidad creo que es una cuestión de feeling, de sensaciones parecidas, de entender lo que alguien desprende y transmite, de sentirse reflejado con una forma de ver las cosas. Y cuando las cosas son así, todo fluye guay para las dos partes.

Cada vez sois más los que me escribís para hacer una sesión de fotos conmigo, y es que siempre son personas que están felices de vivir un momento, que viven la vida como una experiencia. Es gente que comprende lo importante, que te da cariño, que te abre su corazón, que crea un clima bonito, que tiene ganas de sentir, y vivir bonito.

Siempre les pido que vengan felices, que dejen atrás todo lo malo que en todas las casas hay, y que se concentren en todo lo bueno. Y no me miran raro. Normalmente lo traen de serie.

Yo sé que soy una loca de la vida. Que parece que voy desprendiendo purpurina a cada paso, que parezco tontita a veces, o que no tengo los pies en la tierra, quizás un poco simplona, pero también sabéis que me la trae un poco al pairo. Yo me entiendo, conozco mi profundidad y es por ella que sé vivir así y escribir así, en mi montaña rusa,  sobre todo porque así a mi me merece más la pena. Esto no quiere decir que no viva sombras, que las cosas sean fáciles, o que no me duela el corazón, pero tengo la suerte de poder vivir más o menos bien con todo eso, y que los ratos a oscuras sean los menos. Incluso en Navidad, donde parece que todo afecta más, y más duele… pero volvamos a la purpurina…

Os voy a felicitar de la mejor manera que sé, y es haciendo un pequeño resumen con imágenes de algunas de las sesiones de Navidad de este año, que se han hecho bajo un solazo de impresión por lo atípico de este año en cuanto al clima se refiere, y que espero que os hagan sonreír un poco, y plantearos que dejar un recuerdo para toda la vida es importante. Que vivir los momentos que tenemos ahora es básico. Que nuestra familia por imperfecta que sea, es maravillosa. Y que la Navidad es una gran época para todo, igual que los demás meses, pero también para quererse más y mejor.

GRACIAS con todo mi corazón a todas las personas que han confiado en mi, que me recomiendan, que me mandan besos, que me abren su corazón en los mails de presentación haciéndome que tenga más ganas de conocerles aún, que piropean mis fotos, mi trabajo, que me hacen creerme que valgo, que me abrazan, que me ayudan a ser mejor, a ser grande…. A todos esos que me sonríen, que son efusivos, y que me contagian esa lucha por los sueños.

Me he declarado la ThanksGivin Malagueña. Soy muy feliz. GRACIAS.

A todos vosotros, os abrazo fuerte. Feliz Navidad.

Sesiones de familia también en invierno.

Sí, sí. También en invierno.

Y esta frase es para aquellas personas que me miran raro cuando me dicen que quieren una sesión de fotos, pero que van a esperar al buen tiempo y yo les digo, ¿Por qué?

Las sesiones en invierno tienen un encanto especial. Es cierto que tenemos menos horas de luz, que hay menos días de sol,  pero también es cierto que días de sol hay, y que la luz, tanto en días soleados como en nublados, es muy muy bonita en invierno, sobre todo si hablamos de la luz de invierno en Madrid, que es espectacular.

Es verdad que no nos ponemos vestidos bonitos, ni lucimos moreno, pero ¿hay algo más elegante, acogedor y confortable que un bonito jersey, o un abrigo con un gorro? Además es una oportunidad, porque en verano a mi me da un poco más de pereza pisar el asfalto, pero en invierno, las sesiones por la ciudad son espectaculares, porque están llenas de luces, contrastes, y si las hacemos en plena navidad, son un recuerdo precioso con la familia para toda la vida. ¡Y pocos se atreven!

Yo siempre digo que cada uno tiene su rollo, y su estilo, y no voy a convenceros de nada, pero sí que es verdad que me gusta contarlo porque a veces no os dais cuenta de esas cosas. ¡¡Cuántas veces he oído … tendría que haberlo hecho, pero lo fui dejando pasar….!!

Os voy a enseñar algunas de las ultimas fotografías que tengo aquí a mano de familias en invierno, con jersey, con frío, con un poquito de valentía, de vamos a echar unas carreras y se nos pasa, y con una luz también preciosa… Coincidencia de unos días de tenue sol, y un poquito de rasca. Sinceramente son igual de bonitas, si se sabe encontrar el momento, que aquellas que hacemos en primavera o verano. Porque al final las imágenes son eso, momentos: y … ¿acaso no vivimos momentos felices y hermosos con el frío?

¿Alguien más se anima a pasarlo bien un ratito conmigo?

¡Pregunta sin compromiso y hablamos!

Un abrazo con abrigo…

Sesión de pareja: Susana y Nacho

A mi que la gente natural y sencilla me encanta… y resulta que esta pareja tan auténtica y libre me llama y me da la alegría (profesional y emocional) de decirme que les gusta mi estilo y que quieren que les haga unas fotos de recuerdo del momento por el que atraviesan… ¡¡¡Y yo que me pongo como la flamenca del WhatsApp y me motivo!!!

La verdad es que Susana es una mujer estupenda. Tiene mucha vida, es una persona llena de conocimiento, de paz, de sonrisas y de buena vibra. Me gustó hablar con ella y conocerla un poco más porque descubrí un saco de sorpresas: hace mil millones de cosas, le encanta aprender sobre ellas, vivirlas y compartirlas!!! Nacho es más tímido, pero comparte con ella ese puntito de locura, y al ratito se suelta y es un tío estupendo, que te hace reír, y te escucha con atención.

Ella quería una sesión con su chico de dos partes, una  más «normalita» y otra, que ya os enseñaré en otra ocasión, más loca y desenfadada, compartiendo juntos la pasión que les une mucho: colocarse el chandal y salir a correr.

Aquí os dejo esa parte tranquila, de charla, de risas, de bromas y de vergüencita de saber que hay quien te está mirando a través de la cámara… pero que al ratito se les olvidó…

Gracias Susana y Nacho!! Han pasado días porque a mi la vida no me da, y porque siempre busco un momento especial para publicarlo todo y la realidad es que cada minuto que pasmos respirando es mágico!!! Aquí va. ¡¡¡Me encanto compartir con vosotros una sesión tan loca y tan divertida!!!! Sois estupendos!!! Y gracias, como siempre, por dejarme compartirlo.

Un abrazo!

Seisón de Familia: Chloe, la nena de sus papás

Sí, sí. Esa es Chloe, la nena de sus papás.

A ellos les conozco desde que la peque nació, porque un día ganaron uno de los sorteos que hice, y desde entonces nos hemos visto más veces para alguno de sus acontecimientos importantes, como su bautizo, por ejemplo, del que me acuerdo como si fuera ayer….. ❤

A mi sus papás me encantaron desde el principio. Son dos chicos jóvenes y sobradamente preparados, de esos que ves y sabes que pelean, luchan, y van a salir siempre adelante. A la mamá, con su dulzura de serie, da gusto verla sonreir. A mi Noa me da mucha calma, mucha paz, y mucha ternura… Pero es que ella es así, y con su hija lo multiplica por mil.
Papá es el que pincha, chincha, y saca las carcajadas y las locuras. Un papá cariñoso, atento a todo lo que va pasando a su alrededor, buena persona y más majo que las pesetas.

Yo la verdad es que a ellos les tengo mucho cariño. Son una familia que da importancia a las mismas cosas que se la doy yo, que les gusta mucho la fotografía, almacenar sus recuerdos para el futuro, y hacer especial cada momento. Ellos llegaron en mis primeros sorteos, mis primeras sesiones así como ya públicas, mis inicios en redes sociales… No sé. Me parece que ha pasado mucho tiempo, aunque realmente sea tan poco en realidad…

Os dejo alguna de las imágenes de su bonita y relajada sesión, en la que Chloe con su carita de pilla nos regaló momentos muy bonitos, y en la que disfrutamos mucho charlando los tres de cómo nos va yendo la vida:

 

Pues sí, el tiempo pasa y esta familia crece y a mi me gusta saber que voy a seguir acompañándoles cuando ellos quieran. Os agradezco mucho la confianza y el buen rollo que me transmitís siempre. Os mando un abrazo gigante, y todas las sonrisas del mundo.
¡Gracias!

Fiesta presentación del Calendario CenasAdivina 2018

Con el objetivo de compartir una noche genial con los presentes, y con los que no pudieron asistir pero llevamos en el corazón, escribo ésta entrada.

El proyecto de Silvia es todo magia. En CenasAdivina se junta a gente dispar, con motivaciones y sueños diferentes, pero un objetivo común: compartir  sus conocimientos, anécdotas y emociones con una sonrisa y un montón de ilusión. Ya todos conocéis lo que significa, muchísimas personas han pasado por sus cenas en su casa, y todos repiten encantados.

Y como el proyecto crece, también lo hacen sus encuentros y sus necesidades: en septiembre, con el comienzo del curso, comienza el nuevo año Adivina quién va a venir a cenar esta noche. Silvia lleva dos años presentando el calendario de cenas del año siguente a lo grande, reuniendo a toda la buena gente que ella asegura que la hace tan feliz (y se le nota) y dando gracias a cada minuto. El lugar elegido es la Fundación Dar a los que recomiendo visitéis porque han una labor fantástica. Muchos colaboran poniendo manjares exquisitos, vino del bueno, chuches, música, obras de arte, y donando su trabajo o su producto para una rifa divertidísima que tiene como fin recaudar fondos para la fundación.

Yo no quiero nombrar a nadie específicamente porque seguro que se me pasan nombres, colaboradores, asistentes, gente especial o amigos, y eso no me gustaría, que para eso está Silvia, pero sí quisiera que os dierais un paseo por las fotografías y veáis a toda esa gente que pone su corazón y su ilusión en un proyecto tan bonito.
La intención de este post es que podáis ver en mis imágenes qué fue de aquella noche preciosa, llena de cariño y sonrisas, y con el segundo botón del ratón, pinchéis en la foto que queréis conservar para el recuerdo, la descarguéis, y la podáis guardar o compartir en redes sociales si os apetece, y si nombráis a los colaboradores, y a la fotógrafa, mejor que mejor jajajaja

Aún faltan fotos de un par de compañeras, mis queridas @photographersontheroad Esther e Isabel, que documentaron el evento también, por eso aquí faltan algunas partes del evento. Os pongo el enlace cuando estén listas.

Y estad atentos a mis queridas fotógrafas. Miradlas a todas haciendo el loco y riéndose mucho mucho. ¡¡Han sido el gran regalo que me ha hecho Silvia!! Que tus compañeras te ayuden siempre, te apoyen, compartan, te quieran y te cuiden, no tiene precio. Gracias a todas mis chicas.

Aquí van:

 

¡Gracias a todos por los abrazos calentamos y las sonrisas!

 

Sesion de familia: ¡Los mayores también existimos!

¡¡Hola a todos!!

¡Vuelvo al colé con energía para comerme el mundo! Y os quiero enseñar una sesión que me encanta, y me encanta porque normalmente a los fotógrafos nos llegan peticiones de fotos de familia cuando tienen hijos pequeños, cuando nace un nuevo miembro, o cuando un acontecimiento especial nos mueve a recordarlo, pero no hay tantas solicitudes de fotografías de familias ya consolidadas y por que sí.

Cuando digo porque sí, es un porque mis hijos se hacen mayores pero siguen siendo mis hijos, porque mi familia está atravesando una etapa diferente a las anteriores, más madura, y quiero recordarla, y porque mis niños están creciendo igual de rápido que cuando eran bebés y cada vez me queda menos para verles salir a volar… ¡Y porque ahora que superan la decena, están aún más guapos y les quiero igual o más que antes!

Por eso las fotografías de la familia de Nieves y Santi me gusta tanto, además de porque lo pasamos fenomenal charlando, riéndonos con bromas todo el rato sobre cómo afrontar la sesión, el temido «cómo me pongo», y lo bien que sale todo cuando ven que no se ponen, que fluyen haciendo algo que a la familia les gusta y le divierte, que es mejor que posar.
Los niños encantadores, muy cariñosos, y muy divertidos. Todo el rato me miraban con una sonrisa de fascinación. ¡Cómo me gusta trabajar con gente así!

 

Os agradezco mucho la confianza en mi, la energía y las ganas de tener un recuerdo, los abrazos y además, como siempre digo, el permitirme enseñar lo que hago, que para muy es my importante.

Gracias de corazón.

Sesiones de pareja: Alvaro y Monica

Pero no sólo ellos. Elsa y Dagger también están muy presentes porque forman parte de la familia.

A Álvaro le conocí por instagram. Ya veis, las redes sociales son maravillosas. Coincide que somos de la misma zona, y que también compartimos el amor perruno, pero coincide sobre todo que nos gustan las fotos que cuentan, que hablan de nuestros sentimientos, y que nos ayudan a recordar momentos bonitos.

Hizo un regalo a su chica que ella no esperaba, y que sé que le encantó: una sesión de fotos los 4 juntos. ¡Vaya suerte tengo de que se le ocurriera contar conmigo! Mónica es una chica preciosa y sensible, una tía de esas que te caen bien nada más verla. Como él, aunque él tiene más guasa, ¡¡¡me reí mucho!!!. Durante la sesión charlamos mucho, que ellos no son de posar, y conmigo no se posa, se viven momentos que yo luego almaceno. Y así echamos una mañana muy chula, que recuerdo con mucho cariño, en la que aprendí muchas cosas, y disfruté viéndoles a través de mi ojo.

Os dejo alguna de las fotos de la sesión, que para mi es muy importante porque me encanta cómo se trataron, cómo viven en familia, y cómo sienten estando los 4 juntos, queriéndose y respetándose.

 

 

Muchas gracias a esta pareja tan bonita que ha formado una familia perruna especial. ¡¡Verne os está esperando para conoceros!! Un abrazo muy fuerte y, como siempre digo, muchas gracias por dejarme mostrar mi trabajo.

Sesión de familia: El dorado…

Me gusta hacer sesiones de familia. Me hace sentir bien ayudar a contar su historia durante el paso de los años.

Y esta familia es taaaaan bonita…. que yo voy a dejarme llevar por los colores que me evocan: amarillos, ocres, dorados, brillante sol que se pone a sus espaldas, y el amor que se respira entre ellos y con su bebé.

La verdad es que a mi me parece magia, y me gusta pensar que he conseguido hacerla yo en un pequeño porcentaje, porque el resto es cosa de ellos, de la ilusión que pusieron, de lo mucho que se divirtieron, de cómo charlamos, de cuánto jugaban, y jugamos, de lo simpáticos que son, de su naturalidad… ¿Sigo? Es que me pongo pesadita…

Pero esa es mi suerte, la suerte que siempre me acompaña en cuando a la gente que me escribe se refiere. Son grandes personas, con grandes proyectos, como ella, que tiene que conciliar ahora que ha perdido su trabajo por la maternidad, como lo perdí yo, y con la que tanto me identifico.

 

Me gusta hacer sesiones de familia porque me gusta pensar que voy a formar parte de sus recuerdos, para toda la vida. Porque les ayudo a escribir su historia. Porque lo que sucede entre las personas es grande, y las familias son «templos»

Gracias a los tres. ¡¡¡Gracias por tanto!!!