Book personal: contradicciones hermosas

Hoy os traigo una sesión fotográfica de una mujer que impacta.

“Loren, quiero una sesión de fotos y sé que tienes que ser tú quien me las haga”, me dijo.
Y yo … la miré … y respondí: “Sólo si me dejas hacer lo que me de la gana”.

Y es que fotografiar a Mitxu (como se hace llamar) era un reto porque esta mujer lleva tatuajes por todo el cuerpo, es un poco gótica, lleva el pelo de colores, tiene piercings y la mirada algo inquietante a veces, va de negro y se escuda … Pero claro, yo la conozco, y sé que es dulce, cariñosa, alegre y vital, sencilla, y además de todo hace ballet clásico y desprende luz (aunque verdaderamente es un poco macarra jajajajajaja)..  Pero… ¿Cómo mostrar ambas facetas tan opuestas dentro de una misma persona y hacer que en imágenes se entiendan?

A priori debería haber imaginado contraluces, luz dura, fondos negros, y hacer algo duro, más oscuro, algo más heavy, pero a mi no me dio la gana, e imaginé en mi cabeza que dar luz a lo oscuro podría funcionar, que las contradicciones son hermosas, y que la elegancia existe per se, no hay que calentarse la cabeza buscándola.

Tenía muchas ganas de enseñaros más de esta sesión de la que habéis visto algunas pinceladas, pero es que llegar a todo es complicado, así es que me hago de rogar.

Aquí tenéis lo que para nosotras dos son unas fotografías preciosas:

Querida, gracias por ponerte en mis manos, confiar en mi, por tu ilusión, tus ganas, y tus sonrisas.

Fue una experiencia divertida, un placer para los sentidos, un reto hermoso, y un chute de energía para mi mente.

Un abrazo, pequeña.