Comuniones 2020

Comuniones 2020 Loren Fotografía

Las comuniones de este año están siendo bastante diferentes.
Los cambios de fechas, normativa, y aforo en las celebraciones han resultado un quebradero de cabeza para las familias, y un foco de incertidumbre para todos, también para ellos, los protagonistas, aunque ellos siempre parece que son los que mejor reciben las cosas, pero no hay que negar que la procesión a veces va por dentro.

Digamos que son unos valientes, pero reconozcámosles que no es sencillo.

Si algo estamos aprendiendo, es a adaptarnos, a confomarnos y sonreír ante las situaciones adversas, y reinventar nuevas formas de darnos amor, y celebrar lo bonito que tiene la vida, que aún Covid mediante, sigue estando.
De ellos, de los niños, es de los que más estoy aprendiendo. De ellos y de la gente positiva y resiliente que, si no hace una cosa, hace otra. Si ahora no se hace aquí con todos, se hace allá con casi nadie, y no pasa nada. Y si las fotos son en un ratito después de la Iglesia en el patio de casa, pues ahí se hacen. No pasa nada.

Pero las fotos sí. Las fotos quedan. Mis clientes lo saben, porque entienden que ese recuerdo es importante para el futuro, y momentazo de modelos no se lo quita nadie, ni el covid, que pa algo tengo teleobjetivo y muchas ganas de que ellos se sientan a sí mismos, se muestren como son, puedan ser libres y felices como si nada de lo que está pasando fuera cierto.

Gracias por seguir adelante, confiando siempre en mí.

Primera comunión: etapas de una familia

Ey! Salaos!!!
Hoy os cuento algo que me pone mú contenta, y es que esta #familia tan bonita que veis me eligió para poner imágenes a la etapa que atraviesan: Hugo hará su #primeracomunión en la mejor de las compañías!!! Todos creciendo juntos y felices.

Siempre os cuento que es importante estar conectado a lo que vivimos, y recordar el global de una etapa, no sólo el momento concreto en el que ponemos toda la carne en el asador y parece que el resto se nos olvida.

Ellos, que lo saben, me conocieron gracias a una amiga que me recomendó (amigaaaa un abrazooooooo) y decidieron hacerse una sesión completa conmigo donde primero aprovechamos para tomar fotos de la familia junta, de sus bromas, sus juegos y sus momentos, y luego hacemos las de comunión propiamente dichas, donde el niño aparece solo, teniendo su protagonismo, como veis en las fotos incorporando cosas que cuentan su historia, sus gustos, sus aficiones… pero también rodeado de los suyos, que es lo que da sentido a todo.

Fueron geniales, Mamen, su mamá, es un amor y me ayudó mucho con su implicación e ilusión desde el principio (así sí me mola currar)… y luego él, que es un encanto de niño, el papá que no dejaba de sonreír facilitando las cosas, jugando y aumentando el ambiente agradable y la peque…. esa sonrisa de pícara, sus travesuras… pasamos una mañana muy divertida.

No nos salió el sol porque ha sido un abril complicado, pero esta luz a mí me encanta mucho más….

Sólo os enseño algunas, un poco de esa historia, de esos momentos… Ahora tienen muchas muchas fotos para recordarlo. Esta mañana me escribía su mamá emocionada viéndolas, diciéndome que se le caía un poco la lagrimilla,  y sé que no es por las fotos en sí, ni por los encuadres, la técnica ni ná de esos rollos,  sino es porque esas fotos le han hecho sentir, sentir fuertecito y ser consciente de todo lo que han hecho juntos.
Esto da sentido a lo que hacemos los que nos dedicamos a dejar recuerdos en la retina.

Gracias por vuestro cariño, apoyo, recomendaciones y por dejarme publicar, y compartir con todos algo que a veces se nos olvida: somos afortunados por vivir y tener una familia.

¡¡¡Un abrazo!!!!