Sesiones I LOVE ME: aprende a quererte mucho.

Hace unas semanas lancé una promo especial para la mujer. Para todas esas mujeres del mundo, que somos muchas, que a veces nos olvidamos de nosotras, y de lo mucho que valemos.

Mis sesiones #ILOVEME nacieron porque me di cuenta de que cada uno de nosotros debería ser especial para sí mismo, porque podemos ser felices sin esperar, adelantándonos y dándonos amor. No sólo las mujeres, claro, pero yo soy mujer y mis seguidoras son casi todas mujeres, por eso decidí hablarles a ellas así, a lo bestia. Somos preciosas, y si recibimos amor y podemos disfrutarlo es genial, pero no hay que olvidar que nadie va a querernos como nos queremos nosotras , así es que…. ¡¡¡Valientes del mundo!!! Que sois muchas!!! Amáos y demostráos amor. ¡¡¡Coño ya!!!

Me paso el día pendiente de mis defectos… ¿Por qué no atender a mis virtudes, que son muchas también?
Y como creo firmemente en ello, yo me emociono y me entrego a tope para que así lo sintáis.

Os ponéis en contacto conmigo, hablamos un poco de lo divino y de lo humano (es que yo charlo mucho) y acordamos una fecha para tí, para que te quieras y te disfrutes. Un poquito de chapa y pintura, aquella ropa que mejor te haga sentir, con la que te veas guapa y especial, y una mañana pa cuidarte y dejar constancia de tu yo actual, de tu lado más hermoso, pero eso sí, siempre en tu estilo.
Hay mujeres con las que hago proyectos más atrevidos, boudoirs, etc… y otras que necesitan y quieren otras cosas, imágenes más sencillas, más directas.

Cada una a su rollo.

Aquí algunos ejemplos:


¿Véis?

Diferentes estilos, diferentes necesidades, diferentes momentos.

Te aseguro que a tu yo del futuro vas a encantarle. Esta será la mejor foto que tengas de ti misma, porque luego pasa el tiempo y ya no vas a ser igual, y vas a mirar a esa chica de la imagen con cariño, y vas a quererte mucho, y te vas a dar cuenta de que no estabas tan mal, de que eras preciosa. No quiero que te arrepientas de no haberte querido lo suficiente, porque la vida es una y el tiempo pasa implacable.

Gracias a todas las que os habéis emocionado con la idea, a todas las que habéis participado de ella, y con ilusión os habéis venido arriba y creado algo grande, algo hermoso.

Y siempre gracias a todas las que me dejáis enseñarlo ❤️

A todas las supermujeres.

Queridos todos.

Hoy vengo con la moral muy alta y las ganas de volar rozando la luna. Hace tiempo que vengo pensando en escribir que las mujeres tenemos una necesidad: querernos.
Hoy, hablando con una mujer increíble a la que tuve oportunidad de conocer y que ahora es alguien muy importante para mi, he encontrado el empuje que necesitaba para deciros una cosa simple: el único amor verdadero que durará toda la vida, es el que te tengas a ti misma.

Me animo y me alegro mucho cuando una mujer me escribe y me dice que ha decidido quererse, y me pide ayuda. “Loren, quiero que me ayudes a verme, a encontrarme, a reconocerme, los años pasan y yo no me paro. Quiero darme un tiempo para mi”.

Esa mujer que me ha escrito quiere ver de vez en cuando una foto que le recuerda que es maravillosa, que existe, y que merece un mundo. A lo mejor no lo dice con estas palabras, pero es justo así. Esto hace que mi mente bulla y mi corazón se acelere.

Supermujer. ¡Ja! Nos han vendido que podemos con todo, que siempre debemos estar, y estar a la altura, pero en nuestra lista de cosas por hacer, siempre somos las últimas. Nos preocupamos por todo y por todos, dejamos que nos critiquen, que nos exijan, que opinen de lo que hacemos, que nos vendan, y luchamos con tener que aparentar perfección con una sonrisa, pero a veces lo de dentro está roto.

Creo que  debemos encontrar la fortaleza para aceptarnos, querernos, y ser felices con lo que somos, darnos un mimo de vez en cuando, y comprender que el amor de tu vida eres tú. Con eso, todo lo que conlleva ser una superwoman, no pesa, te lo pasas por el arco del triunfo, y la vida se ve de colores.

Y yo tengo un arma para empezar a luchar: lo terapéutico de la fotografía. Es un primer paso.
Yo os aseguro que lo estoy comprobando. Da igual tu figura, tu color de pelo, tu tamaño de pies. Aquella mujer que me escribe, y que me pide una sesión, lo ha hecho porque necesita verse, y verse bien, y quererse mucho. No importa nuestro físico, sino nuestra actitud. Y eso es lo que se ve en las imágenes al final.

Mi armamento es un previo a la sesión que les resulta una ilusión, un reto, un tiempo precioso para ellas. Las intento conocerlas un poco mejor, ver qué tipo de foto hacemos, y se convierte en un acontecimiento.  Durante la sesión se crecen, se sienten especiales, piensan en ellas, en qué quieren mostrarme. Intento conseguir un clima confortable, una relación de confianza, calma y risas. Luego, cuando entrego las fotos, veo las sonrisas, los recuerdos, las expresiones especiales, lo que en ellas evoca aquello que ven, y es muy bueno. La traca final es que pido que una foto impresa ocupe un lugar visible en sus casas: mírala todos los días y recuerda tu grandeza.

Siempre he dicho que soy una afortunada por poder hacer lo que me gusta, y estos momentos que son parte de mi trabajo, me llenan el alma, me fortalecen, me enseñan y me ayudan a seguir adelante.

No pasa nada por permitirse un tiempo de vez en cuando. De verdad.

Quiero dar las gracias a Nerea por dejarme usar sus fotografías para ilustrar estas palabras. No voy a contar su historia, pero ella, además de ser un encanto de persona, es una preciosidad, tiene una figura envidiable, pero no se daba cuenta. Este fue su primer paso, y sé que estas fotos le dan fuerza cada día. Ojalá veas a diario lo hermoso que yo veo en ti.

Ojalá todas viéramos lo hermosas que somos.

Dadle una vuelta….

 

Firma Boudoir mujer  - LorenPhotography (7) Firma Boudoir mujer  - LorenPhotography (9) Firma Boudoir mujer  - LorenPhotography (17) Firma Boudoir mujer - LorenPhotography (2) Firma Boudoir mujer - LorenPhotography (24) Firma Boudoir mujer - LorenPhotography (33)

A quererse mucho!

Con Bego y Juanjo os doy los buenos días, preparo la cámara para un ajetreado fin de semana de trabajo, y os pido que, como ellos, os queráis mucho.

Al final todo lo que queda es eso.

De nada por el consejo 😉

 

Firma Begoña y Juanjo - LorenPhotography-10