Pueblos bonitos de España: Albarracín, en Teruel.

Declarado Monumento Nacional en 1961 y premiado con la Medalla de oro a las bellas artes, Albarracín es un pueblo medieval situado al suroeste de la provincia de Teruel (a sólo 35 min de la misma), que no puedes perderte. ¡Aragón MOLA!

Es un municipio que comienza su historia potente con el clan de los beréberes de Banu Razín en el S.XI y de ahí su nombre (Al-Banu Razín, el lugar de los hijos de Razín). Pasó por varias manos y batallas (de ahí su estructura, muralla defensiva, etc…) hasta que acabó formando parte de la corona de Aragón en 1300.

Es un pueblo medieval a los pies de una muralla sobre la curva del río Guadalaviar. Su color es muy característico por la cantidad de hierro de sus tierras que hacen que las fachadas sean color salmón, y tiene de todo para enamorar: callejuelas estrechas y empinadas con balcones de madera y forja, portones enormes, faroles en esquinas, calles empedradas (bastante empinadas, así es que te recomiendo que lleves calzado cómodo) y unas vistas de infarto.
Para los niños es divertido ir descubriendo rincones, saludar a todos los gatos, correr por las plazas y callejuelas, el parque junto al río, los  puentes colgantes … Subir a la muralla y descubrir la inmensidad les deja atónitos.

Yo os recomiendo pasar el día allí con ellos, hacer una de las visitas guiadas que te ofrecen porque te explican perfectamente su historia, que es la nuestra, y eso nos ayuda a conocer nuestro maravilloso país, que no tiene desperdicio en ninguno de sus rincones.

  

Soy una firme defensora de nuestro entorno rural, no sólo de nuestras ciudades, porque son lugares en los que podemos aprender mucho, vivir lento y felices, y descubrir y reconciliarnos con nuestros orígenes, enseñándoles a nuestros hijos lo que realmente importa.

Perdidos por el Norte de Portugal

Estoy fascinada con el fin de semana largo que he pasado en el norte de Portugal, en la zona de Braganza, y es por eso que me decido a contaros un poco y enseñaros algunas imágenes que allí tomamos, por si os sirve de idea.

Supongo que no es el viaje de los sueños de cualquiera,  ahora veréis, pero estoy segura que sí el de muchas personas que, como yo, disfrutan de lo simple.

Ante todo avisar que sí, que salió perfecto porque lo natural, lo sencillo, nunca falla, pero no por haberlo planeado. No soy buena organizando, he de ser honesta, así es que por casualidad encontré en internet un agroalojamiento a muy buen precio que me pareció que se ajustaba a lo que yo buscaba: una aldea pequeña, no muy lejos de Madrid, paz, tranquilidad, buenos comentarios en booking… y ocio sin estrés para el Rubito. Reservé y me olvidé, hasta que puse en el GPS la dirección del lugar de la reserva el mismo día que marchaba para allá.

Descubrí al llegar que Caravela es una aldea de unos 60 habitantes al norte de Portugal, perteneciente al distrito de Braganza, justo en el parque natural de Montesinhos y es allí donde está ubicada Casarao dos Reís, la casa que la Señora Sara regenta. Tiene una casa grandota de pueblo, de esas con encanto, con espacios amplios, con garaje, con granja, y tiene además mucho espíritu, y por lo que vi, un corazón enorme, pero eso ya lo descubriréis si vais a conocerla.

 

 
Nos recibieron genial, la estancia allí es cómoda, tranquila y acogedora. El Rubito se iba a ratos con Tía Sara, a ratos con Paula (otra chica que ayuda a llevar la casa, y que es más maja que las pesetas) a ver los animales, al garaje con las bicis…. Con total tranquilidad. Yo como una reina. Allí en la aldea todo el mundo es muy afable. Pasamos la tarde entre sus gentes, parando a cada calle, un vinito, te ofrecían buena conversación, bromas al niño, juegos, un vinito, ideas sobre qué visitar esos días, qué ver, qué comer (cenamos espectacularmente con la sobrina de Sara en su Portela  sin carta, a lo que tuvieran, y os aseguro que fue una sorpresa maravillosa!! Cómo cocina esa mujer!!!!Y un vinito!!), anécdotas de las aldeas, de sus habitantes, de cómo fueron y cómo son las cosas … y en esas a mi la tarde me pasó volando, encontrándome como en familia, y planeando, porque es así como organizo los viajes: al buen viento.

Ya tenía planes para los dos días que quedaban gracias a todos ellos. Ea. Que no hay que agobiarse.

Hemos visitado Braganza, por su puesto, pero sobre todo varias aldeas de la zona que son una maravilla, unas más conocidas, otras de esas que conocen ellos, pero a cual más bonita. No hay más que ver las fotos.
  

Una de mis favoritas fue Rio de Onor. No me lo apunté, lo tenía todo en mi cabeza de las charlas de la tarde anterior, y como soy un desastre me costó encontrarla, pero preguntando a la gente, llegamos bien, y es preciosa. Allí igual, nos quedamos con Francisco y su mujer, que regentan el bar de la aldea, a charlar un rato. ¿Les conoces de algo? Pos no, pero os prometo que pasaré a volver a verles en cuanto pueda, porque son amigables a tope y ya tenemos planes para disfrutar del río, y sé que se alegrarán mucho de volver a vernos.

Aldeia de Montesinho nos llevó a un paraje maravilloso, y a media mañana con Isaac, que nos contó sobre su aldea, y con el que nos tomamos un café la mar de rico. Le compramos miel y tengo su teléfono porque no muy lejos volveremos a vernos. Tiene una casita que me puede dejar para visitarles de nuevo …

Antes de volver, pasamos por Puebla de Sanabría, que estaba muy cerca, y que para ellos era como la segunda ciudad a la que acudir para trámites y otras movidas, pero me apetece hacerlo aparte, porque ese lugar ya es un sitio turístico, con mucha gente, con precios normales de lugares masificados, con tiendas de recuerdos, y movidas así. Y creo que igual lo cuento aparte.

Volviendo a mis aldeitas, podría contar sobre los olores, el espectáculo visual de sus calles con flores, los ríos, sus gentes, lo bien que se come allí (aunque mucha mucha cantidad, os lo aviso) y lo que me recuerda su comida a mi tierra, por el condimento y los aliños… Pero es que se me va a hacer muy largo. Tampoco voy a poner fotos donde aparecen ellos, las personas con las que compartimos, por si acaso no les gusta. Hice muchas fotos, pero las he elegido un poco al tran tran para subirlas, porque aunque tengo algunas fotos preciosas que me ha hecho el rubio, no quiero saturar.

Sólo deciros que hay que visitar lugares como estos, y disfrutar de lo esencial, nunca olvidar de dónde venimos.
Sólo hay que tener en cuenta una cosa: no hay mucha cobertura, y no podrás informarte mucho, ni tampoco usar demasiado el GPS, pero te aseguro que pares donde pares, vas a disfrutar. Y por supuesto, no vas a tener mucha posibilidad de estar pendiente del móvil: disfrútalo.

Fotografía de Comunión: Paula

Buenos días de lunes.

Yo lo empiezo a tope de energía, después de haber pasado un domingo de descanso y desconexión. Me ha venido de lujo.
Y ahora voy a montar el álbum de esta princesa, Paula. Lo pasamos muy bien, conectamos juntas, y acabamos pasándonoslo en grande. Sus papás son estupendos, y desde aquí les mando un abrazo y un gracias por hacer mi trabajo tan sencillo!!!

Comunion  mayo 2016 Valdemorillo- LorenPhotography copia 7 LOW Comunion Paula 14 mayo 2016 Valdemorillo- LorenPhotography- copia 3 LOW Comunion Paula 14 mayo 2016 Valdemorillo- LorenPhotography- copia 10 LOW Comunion Paula 14 mayo 2016 Valdemorillo- LorenPhotography- copia 14 LOW Comunion Paula 14 mayo 2016 Valdemorillo- LorenPhotography- copia 18 LOW Comunion Paula 14 mayo 2016 Valdemorillo- LorenPhotography- copia 19 LOWComunion Paula 14 mayo 2016 Valdemorillo- LorenPhotography-copia 1

La decoración del set fotográfico corrió a cargo de MiaDreamer , y es que sus decorados aportan un plus magnífico a mi trabajo. Además, los niños alucinan con la decoración, la usan, se divierten, exploran, y lo pasan en grande!

A Paula le encantó su Teepee, las lavandas, su manta suavecita….  y descalza, se dedicó a disfrutarlo.

Y ahora yo disfruto también. Un abrazo a todos.