Sesión de embarazo y Familia: Juntos es mejor.

Dedicar un ratito a un planazo como este de hacerse una sesión de fotos juntos, nunca es una mala idea. Hay momentos que son clave en las vidas de las personas. Y hay que tenerlos presente.

Os lo digo porque son recuerdo, vale. También son momentos muy divertidos, claro, pero para mi modo de ver, lo mejor de las sesiones son la capacidad de fortalecimiento de los lazos de la familia. Les hago pensar un poco en ellos, en cómo empezó todo, en cada uno de los miembros que la componen, en qué sienten y qué les hace felices, sobre todo del estar juntos.

La vida pasa rápido, todos vamos como locos, y no prestamos atención a lo importante. Y siempre, siempre siempre, incluso de las cosas que pueden parecer supérfluas, se puede aprender mogollón.
Y esta es una de ellas.

Me digan lo que me digan, es muy fuerte pensar: joder, van a pasar los años, y ellos van a tener estas fotos como partes de sus recuerdos, de los recuerdos de sus hijos, de sus nietos y a lo mejor tataranietos,  y a mi me da un vuelco el corazón, porque sé que todos ellos, los que han estado ahí en la naturaleza y lo han pasado bien dejando constancia del transcurso de su vida y de sus recuerdos, y los que las mirarán, porque se contagiarán de esa felicidad, pondrán fechas, caras, nombres, formas, a todas esas personas que forman parte de ellos, de sus historias.

POR DIOOOOSSSS que no puedo, que se me cae la lágrima. Es algo grande.

A mis familias bonitas, les doy las gracias por dejarme hacer esto.

Como a esta familia, que disfruta tanto de su momento, de lo que vendrá… Sé que ellos van a sonreirme en la próxima que volvamos a encontrarnos sabiendo que esto que está arriba escrito es una verdad como una catedral, y así lo sienten. Esto me hace feliz.

 

     

  

Gracias por dejarme enseñarle a todos los que me conocen lo que hago, cómo lo hago, por qué lo hago, y cómo lo siento.
Sois un amor.

Os abrazo fuerte, chicos, y que la llegada de la nueva ilusión sea preciosa, y os llene de felicidad de nuevo.

Sesion de pareja: Lola y Javi

Queridos todos, os enseño a una pareja bonita donde las haya.

Ellos son Lola y Javi, y tienen una conexión especial. Entendieron perfectamente de qué iba la cosa, y les dije simplemente que una sesión de pareja es, bajo mi punto de vista, un momento de reflexión: “tenéis que conectar con lo que sentís el uno por el otro. ¿Por qué estáis juntos? ¿Qué os gusta del otro? ¿Cuántas cosas bonitas hace por ti, te hace sentir, te aporta y te suma? pues miráos y sentidlo”

Simplemente las sesiones de fotos van es eso para mi.

Cuando pasen los años, quiero que las veáis y sonriáis recordando lo bonito del momento, vuestro aspecto, cuestas miradas y vuestras sonrisas, y todo eso tiene que ser real, tiene que estar conectado.

Y así fue, que me lo pusieron muy fácil, y que en nada tenía un montón de fotos bonitas para su futuro, porque lo sienten.

Espero que os gusten y que mis palabras os sirvan a todos para reflexionar sobre la importancia de los momentos juntos, de calidad, y de conciencia para el recuerdo, y si no váis a haceros fotos, que sería ideal, al menos esta noche os sentéis con vuestra pareja se lo contéis y os miréis de esta manera. A veces se nos olvida. Nos dejamos llevar por el ritmo de la vida y se nos olvida.

Gracias a esta bonita pareja por sus sonrisas y sus palabras de cariño hacia mi y mi trabajo. Que tengáis un día muy feliz juntos.

¡¡¡Un abrazo!!!

Comuniones: cuenta su historia.

Los que me conocéis o habéis pedido información, sabéis que para mí la etapa de la primera comunión de un niño no es simplemente el momento religioso, el traje, y todo lo que conlleva, sino que es un momento idóneo para contar lo que el niño es en esa edad, lo que siente, lo que piensa, lo que le gusta hacer… Y esto es por muchas razones, pero entre otras, porque cuando nuestros hijos pierden la edad graciosa de ser pequeñitos , parece que dejamos de fotografiarlos, y la etapa de niñez pasa más rápido, y más desapercibida.

Y es una pena. Es una etapa larga, en la que ellos se están formando, y ya podemos ver claramente mucho de lo que vendrá, igual de divertida, rica y excitante.

Así es que siempre pido que nos demos cuenta de eso, e impliquéis a los niños en la sesión de fotos, y siempre que se pueda y quieran, hablen conmigo y me cuenten un poco de ellos mismos. Es un ejercicio genial para ellos, y para toda la familia, que quiero que esté también conectada con el momento, acompañando al peque,  y disfrutándolo.

Os voy a poner el ejemplo de Carla.

Con Rosa, su mamá hubo esa conexión desde el principio. Ella era super consciente de todo lo que os he contado, y de hecho sin explicarle nada, ya me llamó diciéndome lo que quería, haciéndome muy feliz!!

Ella se lo curro un montón, me habló mucho de ellos, de sus aficiones, de lo que les gusta hacer… le dimos vueltas y conseguimos un recuerdo muy especial:  A su hija le encanta pintar, jugar con su hermana, y correr libre por el campo.



Y todo ello intentamos plasmar.

Creo que lo conseguimos.

Muchas gracias a esta preciosa familia, que me ha valorado siempre, desde el principio, y por supuesto a Carla, que además hoy es su cumpleaños, y me hace muy feliz dedicarle este post. Feliz cumpleaños, preciosa. Muchas gracias por todo.

Un abrazo,
Loren.