Comuniones 2018: agenda abierta

Queridos míos.
Ya llega el comienzo de un nuevo año, y con él los preparativos en todas aquellas casas en las que a alguno de los peques le toca hacer su Primera Comunión.

Para mi, los que me conocéis, sabéis que es una etapa muy alucinante. Y más ahora que soy madre de un niño que comienza a ser mayor. Es esa edad en la que ellos van adquiriendo sus maneras y en las que definitivamente todas las madres os dais cuenta de que el niño/a que teníais en casa empieza a hacerse mayor.

Por eso para mí, las comuniones tienen un sentido, no sólo sacramental, sino más como de etapa de la vida. Incluso a aquellas familias que se han planteado si hacerla o no por creencias religiosas, les digo: es un momento perfecto para recordar una etapa vital, independientemente de lo que creas y de cómo te lo tomes.

Y es que gracias a dios la fotografía, como todo en la vida, ha cambiado mucho. Ya no tenemos esas fotos estáticas y sobrias que imperaban. Y eso que yo aún contemplo mi fotografía de comunión cuando voy a casa de mi madre con sonrisa, y melancolía, (y eso que tengo al niño Jesús entre las manos, muchas campanillas en el pelo, y una considerable cara de pan) y da un poco igual qué fotografía te hagan que, con los años, te va a parecer entrañable, pero además de eso, podemos conseguir mucho más, y es que con los años, la veas bonita, feliz, y sobre todo, que cuente la historia de lo que eras con 9 años, en esa etapa en la que el bebé voló, y el niño está a punto de hacerlo.

Con mi sesión de foto de comunión, (previa al gran día para poder hacer los recuerdos que luego regalaremos a familiares y amigos) quiero que además mostremos lo que él o ella es, lo que le gusta, lo que hace, lo que piensa y lo que siente. Implico mucho a los niños y a las familias, porque esto no es postureo: yo quiero ir más allá, hacer mucho más, y contar vuestra historia.

¿Qué me dices?

Aquí os dejo algunos ejemplos de comuniones pasadas, para que veáis mi estilo, y os decidáis a pedirme información sin compromiso, porque os aseguro que otra cosa a lo mejor no, pero maja soy un rato 😉

Aquí me tienes dispuesta a informarte.

Un abrazo,
Loren.

Por una feliz navidad y mil gracias.

25 de diciembre FUN FUN FUN!!!!

SIIIIIIIII, ¡¡en mi casa los villancicos ya están a toda mecha, con la lista de reproducción de Spoty a tope, y unas ganitas de navidad que me vuelvo loca!! Hemos decorado la casa con manualidades (como la de la foto, que la ha hecho el Rubito) y tengo luces colgadas por todos lados como para hacer una tienda de iluminación.

Estas navidades son taaaaaaan bonitas para mi… Por muchas cosas, pero la principal es que voy viendo color al asunto, al asunto de vivir así en general…. Y en particular, con lo que nos ocupa aquí, que son mis fotografías, lo veo todo con arcoiris y purpurina. Y es que hace un año yo, así como apocada y discreta, iba diciendo de a poquitos que tenía un sueño por cumplir. Pero han ido pasando los meses, y el sueño está ya viviéndose: dejo recuerdos bonitos para los demás. Y trabajar, lo que se dice trabajar, para mi ahora es un sueño.

El otro día, hablando con una chica que se va a hacer una sesión de embarazo a principios de año a la que conocía en esa conversación telefónica, le hablada de mi suerte. Así, a lo loco.  Y lo entendió a la primera. Dice que ella entró en mi IG y vio 2 fotografías que la hicieron saber que tenía que llamarme. Le hablé precisamente de eso que yo llamo suerte pero que en realidad creo que es una cuestión de feeling, de sensaciones parecidas, de entender lo que alguien desprende y transmite, de sentirse reflejado con una forma de ver las cosas. Y cuando las cosas son así, todo fluye guay para las dos partes.

Cada vez sois más los que me escribís para hacer una sesión de fotos conmigo, y es que siempre son personas que están felices de vivir un momento, que viven la vida como una experiencia. Es gente que comprende lo importante, que te da cariño, que te abre su corazón, que crea un clima bonito, que tiene ganas de sentir, y vivir bonito.

Siempre les pido que vengan felices, que dejen atrás todo lo malo que en todas las casas hay, y que se concentren en todo lo bueno. Y no me miran raro. Normalmente lo traen de serie.

Yo sé que soy una loca de la vida. Que parece que voy desprendiendo purpurina a cada paso, que parezco tontita a veces, o que no tengo los pies en la tierra, quizás un poco simplona, pero también sabéis que me la trae un poco al pairo. Yo me entiendo, conozco mi profundidad y es por ella que sé vivir así y escribir así, en mi montaña rusa,  sobre todo porque así a mi me merece más la pena. Esto no quiere decir que no viva sombras, que las cosas sean fáciles, o que no me duela el corazón, pero tengo la suerte de poder vivir más o menos bien con todo eso, y que los ratos a oscuras sean los menos. Incluso en Navidad, donde parece que todo afecta más, y más duele… pero volvamos a la purpurina…

Os voy a felicitar de la mejor manera que sé, y es haciendo un pequeño resumen con imágenes de algunas de las sesiones de Navidad de este año, que se han hecho bajo un solazo de impresión por lo atípico de este año en cuanto al clima se refiere, y que espero que os hagan sonreír un poco, y plantearos que dejar un recuerdo para toda la vida es importante. Que vivir los momentos que tenemos ahora es básico. Que nuestra familia por imperfecta que sea, es maravillosa. Y que la Navidad es una gran época para todo, igual que los demás meses, pero también para quererse más y mejor.

GRACIAS con todo mi corazón a todas las personas que han confiado en mi, que me recomiendan, que me mandan besos, que me abren su corazón en los mails de presentación haciéndome que tenga más ganas de conocerles aún, que piropean mis fotos, mi trabajo, que me hacen creerme que valgo, que me abrazan, que me ayudan a ser mejor, a ser grande…. A todos esos que me sonríen, que son efusivos, y que me contagian esa lucha por los sueños.

Me he declarado la ThanksGivin Malagueña. Soy muy feliz. GRACIAS.

A todos vosotros, os abrazo fuerte. Feliz Navidad.

Sesiones de familia también en invierno.

Sí, sí. También en invierno.

Y esta frase es para aquellas personas que me miran raro cuando me dicen que quieren una sesión de fotos, pero que van a esperar al buen tiempo y yo les digo, ¿Por qué?

Las sesiones en invierno tienen un encanto especial. Es cierto que tenemos menos horas de luz, que hay menos días de sol,  pero también es cierto que días de sol hay, y que la luz, tanto en días soleados como en nublados, es muy muy bonita en invierno, sobre todo si hablamos de la luz de invierno en Madrid, que es espectacular.

Es verdad que no nos ponemos vestidos bonitos, ni lucimos moreno, pero ¿hay algo más elegante, acogedor y confortable que un bonito jersey, o un abrigo con un gorro? Además es una oportunidad, porque en verano a mi me da un poco más de pereza pisar el asfalto, pero en invierno, las sesiones por la ciudad son espectaculares, porque están llenas de luces, contrastes, y si las hacemos en plena navidad, son un recuerdo precioso con la familia para toda la vida. ¡Y pocos se atreven!

Yo siempre digo que cada uno tiene su rollo, y su estilo, y no voy a convenceros de nada, pero sí que es verdad que me gusta contarlo porque a veces no os dais cuenta de esas cosas. ¡¡Cuántas veces he oído … tendría que haberlo hecho, pero lo fui dejando pasar….!!

Os voy a enseñar algunas de las ultimas fotografías que tengo aquí a mano de familias en invierno, con jersey, con frío, con un poquito de valentía, de vamos a echar unas carreras y se nos pasa, y con una luz también preciosa… Coincidencia de unos días de tenue sol, y un poquito de rasca. Sinceramente son igual de bonitas, si se sabe encontrar el momento, que aquellas que hacemos en primavera o verano. Porque al final las imágenes son eso, momentos: y … ¿acaso no vivimos momentos felices y hermosos con el frío?

¿Alguien más se anima a pasarlo bien un ratito conmigo?

¡Pregunta sin compromiso y hablamos!

Un abrazo con abrigo…

Can Ribas de Montbui, un sueño.

Hola a todos.

Can Ribas de Montbui ¡Ahhh!*Suspirito…* He tenido la suerte de pasar unos días en este lugar para asistir al desarrollo de una editorial de boda maravillosa de la que ahora paso a hablaros, pero antes quiero contaros que sobre todo esos días los pasé siendo atendida y cuidada por Tarin y su familia, y quiero hablaros de ellos porque me hna proporcionado maravillosos recuerdos.

Can Ribas es una Masía situada a 40 km de Barcelona en la que vive una familia maravillosa, y que un día descubrió que era un lugar genial para celebrar, y decidieron abrir sus puertas para recibir a cualquiera que tenga el plan de ser feliz celebrando algo. Can Ribas es una maravilla. Tiene una entrada majestuosa con cipreses y una fachada de la casa preciosa, señorial… Parece que estás en un cuento. Todo rodeado de naturaleza, con unas vistas a las montañas maravillosas, y todo decorado con gusto, con mucho estilo, muy práctico, muy cómodo.


La familia es estupenda. Cariñosa, amable, cercana, preocupada siempre por los demás. Tarin con Alex y sus padres, Toni y Teresa, abren las puertas a todos los que allí llegamos de modo que sientas que estás en tu propia gran/bonita/casa, no en la de ellos. Y no sólo la familia, podría decir las mismas cualidades de todos los que trabajan allí, porque se sienten felices y te lo transmiten. Las palabras son sonrisas y generosidad.


De hecho, en Barcelona conocí a mucha gente, y me sorprendió el cariño con el que todo el mundo habla de ellos. Parejas de novios que se casaron hace muchos años allí, vecinos del pueblo, mamás encantadas con que sus hijos vayan a Can Ribas cada año a divertirse, proveedores que les adoran… Esto fue algo que a mi me dejó muy tocada en el corazón, porque he visto a gente emocionarse al contar su experiencia en esa casa, y eso no tiene precio…

Cuando estás allí ves a parejas de novios que están paseando conociendo el sitio alucinados, a grupos de niños que están de colonias pasándoselo en grande con actividades novedosas, educativas y estimulantes, al personal trabajando, y seguramente a Tarin  haciendo un Stories de instagram con Mireia partidas de risa en cualquier rincón aunque  estén trabajando, sólo que a ellas trabajar horas y horas no les cuesta, porque están haciendo lo que les apasiona hacer.

Vas a alucinar en un momento dado, porque vais a oler rico rico, y vais a entrar a la magnífica cocina de Can Ribas, con Oscar al frente, un tipo maravilloso. Y sí, vas a entrar, porque allí todo gira en torno a su cocina natural, de autor, sana, especial y sabrosa. Todo el que quiera entra, ve cómo se trabaja, qué andan haciendo por allí, porque no tienen nada que esconder, más al contrario, han acrisolado toda la cocina para que todo el mundo vea cómo trabajan, pues saben que lo hacen bien, y se sienten orgullosos.

 

Los platos que allí probé, no se pueden explicar con palabras. Novedosos, ricos, sorprendentes, a cual mejor que el otro…. Yo no puedo elegir, Oscar. Es imposible.

Espero que mis fotos sean capaces de mostrar todo lo bonito que allí viví con mis amigas Tarin, Silvia Cenas adivina y Natalia Ibarra, con mi querido Rodolfo, y con toda la gente que tuve la suerte de encontrar por allí. Ellos estaban trabajando mucho en una editorial maravillosa como os conté al principio que acaba de ver la luz y que os enlazo ahora mismo  para que veáis el trabajo de muchos profesionales que aportaron, en un entorno como os he contado, su buen hacer para crear algo maravilloso. Yo de mirona, y haciendo el MakingOFF, fui muy feliz.

Aquí el enlace de la editorial a la web de NATALIA IBARRA:
http://www.nataliaibarra.com/Aromas_italianos_con_estilo_catalan.html

Soy una afortunada de la vida por muchas cosas, pero sobre todo por coincidencias maravillosas como esta.

El regalo perfecto para un adolescente

¡Una sesión fotográfica!

Y es que yo sé que cada vez os dais más cuenta de que nuestros hijos tienen muchas cosas materiales, y de que no sabes qué regalo especial hacerle cuando se van haciendo tan mayores que lo único que te piden es una camiseta de marca o un móvil.
Pero hay muchas muchas cosas más, cosas que llenan el corazón, además de hacerles un bien a su alma, y a sus recuerdos para siempre.

Mi madre guarda algunas fotos de mi adolescencia, de esas que hacíamos con la cámara de mi tío, que luego al revelarla te corrían a tortas porque … ¡¡¡Esto vale mú caro y todas han salido mal!!! Pero pocas, muy pocas. Antes apenas nos podíamos permitir hacernos fotografías.

Pero ahora tenemos acceso a fotografiarnos siempre que queramos, como queramos. Todos tenemos un teléfono. Pero al final se hacen miles de fotos con el móvil sin ninguna calidad, casi siempre en la misma pose, y luego quedan muertas de asco en la carpeta fotos, o peor, perdidas en un formateo, o en un móvil que se ha roto y son irrecuperables.

¿Y ahora qué? ¿Qué hacemos con eso? Porque de las de bebés tenías un álbum, pero ahora que es mayor…. ¿os habéis preocupado de almacenar sus recuerdos?

Yo he hecho varias sesiones a adolescentes y son muy guays. Ellos se sienten genial, hacemos algo adaptado a su personalidad, les implico para que decidan un poco qué quieren y cómo lo quieren, y os aseguro que el resultado siempre es genial, ellos se sienten especiales y únicos en una etapa de la vida en la que la autoestima es ta tan importante, y tú, aunque ellos no lo sepan, les has hecho un regalo de valor incalculable que tendrán para siempre.

Hacemos las sesiones, copia de los archivos a los papás y al niño, e imprimimos alguna, que eso es importante. Es muy chulo tener en la habitación una foto de ellos que les identifique.

Lucía va a tener un montón, porque se nos fue la olla.
Decidimos salir las tres (siempre acompañados de uno de sus padres, claro) a afotarla por el centro de Madrid. Fuimos paseando por una de las calles que más le gusta patear, Fuencarral, y bajando hasta la Gran vía, haciendo Street Photography sin miedo ni vergüenza. Al principio sé que pensó que yo estaba muy loca cuando me miraba tirarme por el suelo, o no ver ninguna fotografía imposible, pero en seguida entró en el rollo, y me hizo de modelo experta. Yo filmaba mucho, por eso se me fue tanto la olla, porque daba igual qué le pidiera que hiciera, que lo hacía genial. Y si no le pedía, lo hacía aún mejor, así es que…

No voy a poner todas las fotos porque no terminaríais de leer este post, pero os dejo algunas para que veáis lo guapa que está, y lo bien que lo pasamos. Y sé que vais a valorar el recuerdo que para ellos supone.

Gracias Lucía. Por tu sonrisa tímida final, y lo fácil que me lo hiciste. Gracias a su mamá porque sabe apreciar la importancia de las cosas, y darle valor a los momentos.

Deberíais leer todo lo que he escrito aquí y reflexionarlo. Sé que tengo razón, y podéis ponerle remedio.

¡Abrazos!

Calendario DOWN Madrid

Buenos días.

Puente, fiesta, tiempo libre… un momento ideal para que me prestéis atención al hablaros de algo precioso:

La Fundación Down Madrid todos los años hace un calendario solidario para seguir adelante con todos los proyectos que lleva a cabo con los niños, sus niños, como ellas les llaman. Este año he tenido la suerte de ser una de las fotógrafas que ha colaborado para que la realización del calendario sea posible. Todos los que hemos participado, hemos puesto muchas ganas, esfuerzo e ilusión.

Me gustaría que pincharais en este enlace y os hagáis con un calendario:

Calendarios Fundación Down

Os llegan a casa en menos de una semana, y os aseguro que es el detalle perfecto para amigos y familiares. ¿Hay algo mejor que ser solidario?

Yo estoy muy agradecida a las chicas de la Fundación, a los niños que no dejaban de disfrutarlo, a las mamás de Enol, mi chico portada 2018, sin las que todo esto para mi no hubiera sido posible, y a todos mis compañeros que han puesto de su parte para que el trabajo de todos los profesionales que hemos participado, junto, tuviera sentido.

Si me queréis, compradlo.

Sesión de pareja: Susana y Nacho

A mi que la gente natural y sencilla me encanta… y resulta que esta pareja tan auténtica y libre me llama y me da la alegría (profesional y emocional) de decirme que les gusta mi estilo y que quieren que les haga unas fotos de recuerdo del momento por el que atraviesan… ¡¡¡Y yo que me pongo como la flamenca del WhatsApp y me motivo!!!

La verdad es que Susana es una mujer estupenda. Tiene mucha vida, es una persona llena de conocimiento, de paz, de sonrisas y de buena vibra. Me gustó hablar con ella y conocerla un poco más porque descubrí un saco de sorpresas: hace mil millones de cosas, le encanta aprender sobre ellas, vivirlas y compartirlas!!! Nacho es más tímido, pero comparte con ella ese puntito de locura, y al ratito se suelta y es un tío estupendo, que te hace reír, y te escucha con atención.

Ella quería una sesión con su chico de dos partes, una  más “normalita” y otra, que ya os enseñaré en otra ocasión, más loca y desenfadada, compartiendo juntos la pasión que les une mucho: colocarse el chandal y salir a correr.

Aquí os dejo esa parte tranquila, de charla, de risas, de bromas y de vergüencita de saber que hay quien te está mirando a través de la cámara… pero que al ratito se les olvidó…

Gracias Susana y Nacho!! Han pasado días porque a mi la vida no me da, y porque siempre busco un momento especial para publicarlo todo y la realidad es que cada minuto que pasmos respirando es mágico!!! Aquí va. ¡¡¡Me encanto compartir con vosotros una sesión tan loca y tan divertida!!!! Sois estupendos!!! Y gracias, como siempre, por dejarme compartirlo.

Un abrazo!

Seisón de Familia: Chloe, la nena de sus papás

Sí, sí. Esa es Chloe, la nena de sus papás.

A ellos les conozco desde que la peque nació, porque un día ganaron uno de los sorteos que hice, y desde entonces nos hemos visto más veces para alguno de sus acontecimientos importantes, como su bautizo, por ejemplo, del que me acuerdo como si fuera ayer….. ❤

A mi sus papás me encantaron desde el principio. Son dos chicos jóvenes y sobradamente preparados, de esos que ves y sabes que pelean, luchan, y van a salir siempre adelante. A la mamá, con su dulzura de serie, da gusto verla sonreir. A mi Noa me da mucha calma, mucha paz, y mucha ternura… Pero es que ella es así, y con su hija lo multiplica por mil.
Papá es el que pincha, chincha, y saca las carcajadas y las locuras. Un papá cariñoso, atento a todo lo que va pasando a su alrededor, buena persona y más majo que las pesetas.

Yo la verdad es que a ellos les tengo mucho cariño. Son una familia que da importancia a las mismas cosas que se la doy yo, que les gusta mucho la fotografía, almacenar sus recuerdos para el futuro, y hacer especial cada momento. Ellos llegaron en mis primeros sorteos, mis primeras sesiones así como ya públicas, mis inicios en redes sociales… No sé. Me parece que ha pasado mucho tiempo, aunque realmente sea tan poco en realidad…

Os dejo alguna de las imágenes de su bonita y relajada sesión, en la que Chloe con su carita de pilla nos regaló momentos muy bonitos, y en la que disfrutamos mucho charlando los tres de cómo nos va yendo la vida:

 

Pues sí, el tiempo pasa y esta familia crece y a mi me gusta saber que voy a seguir acompañándoles cuando ellos quieran. Os agradezco mucho la confianza y el buen rollo que me transmitís siempre. Os mando un abrazo gigante, y todas las sonrisas del mundo.
¡Gracias!

Fiesta presentación del Calendario CenasAdivina 2018

Con el objetivo de compartir una noche genial con los presentes, y con los que no pudieron asistir pero llevamos en el corazón, escribo ésta entrada.

El proyecto de Silvia es todo magia. En CenasAdivina se junta a gente dispar, con motivaciones y sueños diferentes, pero un objetivo común: compartir  sus conocimientos, anécdotas y emociones con una sonrisa y un montón de ilusión. Ya todos conocéis lo que significa, muchísimas personas han pasado por sus cenas en su casa, y todos repiten encantados.

Y como el proyecto crece, también lo hacen sus encuentros y sus necesidades: en septiembre, con el comienzo del curso, comienza el nuevo año Adivina quién va a venir a cenar esta noche. Silvia lleva dos años presentando el calendario de cenas del año siguente a lo grande, reuniendo a toda la buena gente que ella asegura que la hace tan feliz (y se le nota) y dando gracias a cada minuto. El lugar elegido es la Fundación Dar a los que recomiendo visitéis porque han una labor fantástica. Muchos colaboran poniendo manjares exquisitos, vino del bueno, chuches, música, obras de arte, y donando su trabajo o su producto para una rifa divertidísima que tiene como fin recaudar fondos para la fundación.

Yo no quiero nombrar a nadie específicamente porque seguro que se me pasan nombres, colaboradores, asistentes, gente especial o amigos, y eso no me gustaría, que para eso está Silvia, pero sí quisiera que os dierais un paseo por las fotografías y veáis a toda esa gente que pone su corazón y su ilusión en un proyecto tan bonito.
La intención de este post es que podáis ver en mis imágenes qué fue de aquella noche preciosa, llena de cariño y sonrisas, y con el segundo botón del ratón, pinchéis en la foto que queréis conservar para el recuerdo, la descarguéis, y la podáis guardar o compartir en redes sociales si os apetece, y si nombráis a los colaboradores, y a la fotógrafa, mejor que mejor jajajaja

Aún faltan fotos de un par de compañeras, mis queridas @photographersontheroad Esther e Isabel, que documentaron el evento también, por eso aquí faltan algunas partes del evento. Os pongo el enlace cuando estén listas.

Y estad atentos a mis queridas fotógrafas. Miradlas a todas haciendo el loco y riéndose mucho mucho. ¡¡Han sido el gran regalo que me ha hecho Silvia!! Que tus compañeras te ayuden siempre, te apoyen, compartan, te quieran y te cuiden, no tiene precio. Gracias a todas mis chicas.

Aquí van:

 

¡Gracias a todos por los abrazos calentamos y las sonrisas!