• Sesiones de Familia- ¿Es para nosotros? (7/30/2021)

    Ves mis fotos, sabes que te gustan, que quieres ver a los tuyos así de luminosos, de graciosos, de particulares y de especiales. PERO…. ¿Cómo nos vamos a hacer una sesión nosotros si somos un desastre?. ¿Lo sabremos hacer? Yo le digo esto a los niños y se aburren de pensarlo. ¿Qué nos hace especiales? No saldremos como esa gente que veo en Instagram. Yo quiero pero mi marido se opone porque le da vergüenza… Los niños no paran, no van a salir bien. Ni siquiera tengo qué ponerme … Y un largo etc que escucho mucho y que quiero que quede desterrado de vuestra mente.

    Todas las familias tienen su estilo, su forma de ser, sus particularidades y su propia historia, y todas pueden tener su recuerdo, tienen derecho y obligación a crear recuerdos porque no es más que eso, tu historia particular, la tuya propia. El resto de limitaciones que tienes en la cabeza son solo tuyas. Esto es lo que quiero que te quede claro hoy.

    No quiero que seas guapo y estiloso. Quiero que estés tranquilo y feliz, contento con la familia que tienes y con la forma que tenéis de relacionaros.

    No quiero que poses y hagas algo que no sueles hacer o que no sabes hacer o que no te sientes cómodo haciendo. Quiero que me cuestes qué os gusta, y que nuestras fotos sean simplemente sencillas, mientras paseas, mientras juegas, mientras das amor a los tuyos. Esto lo sabemos hacer todos.

    No quiero que tus hijos sean modelos tranquilos y limpios. Quiero que corran, que se muevan, que no paren, que sean ellos mismos, que se manchen si toca que ya lo limpiaremos, que se enfaden, que se rían mucho, que hagan lo que quieran hacer que ya me ocupo yo de encontrar el momento y el encuadre.

    No quiero que tu pareja (hombre o mujer) venga totalmente convencido. Pero te aseguro que cuando nos saludemos y empecemos la sesión se va a encontrar súper a gusto,  va a ser muy educado/a conmigo porque todos sois muy majos y aunque no le apetezca participa, y poco a poco notan que hasta les gusta, que no es lo que pensaban, que lo están pasando bien y todo fluye fenomenal. Luego el resultado les encanta y lo usan de foto de perfil de WhatsApp. Palabrita.

    No quiero que vengas con un lookazo. No necesito que te compres nada de ropa para la sesión, que tengas un fondo de armario cojonudo. Quiero que seáis vosotros mismos, con ropa cómoda, colores discretos, nada muy loco. Lo que importa es que con esa ropa tú te identifiques y te sientas bien, y  el recuerdo que quede hable de lo que sois y cómo sois.

    No tengas miedo por que se te haga larga la sesión. Es muy dinámica, el tiempo pasa volando , charlamos, paramos cuando necesitemos, cuando los niños necesiten que paremos. Todo con sentido común y amor.

    No quiero que tengas ninguna duda con el tema sesión. Para mí es muy importante la transparencia. Mis clientes están contentos y salen guapos porque todo es seguro, fiable. Les he explicado todo previamente, están de acuerdo con las condiciones y saben qué esperar y cómo va a suceder todo, y les parece correcto y fantástico. Como quiero que te parezca a ti. Si no estás convencido, no mola.                   

    ¿Qué te parece? ¿Se me olvida alguna cosa por aclarar?

    Tengo un PDF muy bonito que me he currado a lo largo de los años donde os explico todo, pero antes de llegar a que queráis la información, es imprescindible que os hable de todo esto, para que los miedos o la incertidumbre salga por la ventana. Quiérete, quiere a tu familia y estate seguro de que es posible hacerlo, y saldrá bien.

    Esta familia es uno de mis amores de mi vida profesional.
    Tenían que estar aquí acompañando este post tan importante.


    Gracias por leerme.

    Loren.

  • Comuniones 2021 (5/25/2021)

    Qué cantidad de cambios nos ha traído nuestro odiado Covid-19 a nuestras vidas, y al nuestro sector de los eventos en particular… Ahora parece que empezamos a ver la luz, y que, con las medidas de seguridad que me temo hayan llegado a nuestras vidas para quedarse, está siendo posible celebrar y volver a ver a nuestra gente, con suerte la mayoría vacunados, y con cuidaito, pero con felicidad.

    Normalmente en mi camino profesional suelo encontrar a un tipo de cliente muy marcado: personas positivas, naturales, que se adaptan bien a las situaciones, que sólo quieren vivir la vida de forma sencilla y a su manera, que quieren recuerdos estéticamente buenos pero con un transfondo de verdad y que ven la importancia de las cosas. Tengo esa suerte, y es así.
    Por eso, aunque estas comuniones han sido muy locas, con muchos cambios de fechas, muchos cambios de planes, para mí están siendo de las más bonitas y de las más especiales, porque nunca tanto como ahora estamos aprendiendo a reconocer el valor de un recuerdo.
    Nunca tanto como ahora las familias se esfuerzan tanto, y tienen tanta ilusión en los pequeños detalles y las cosas importantes.

    Y será por eso que estas fotos me están gustando más que nunca.

    Este chico guapo que os enseño a continuación es un tipo fantástico, como toda su familia, y que lo dió todo en la sesión, después de haber tenido un día de comunión atípico, nada parecido a lo que había soñado, pero me confesó que igual o más bonito de lo que nunca hubiera imaginado.

    Sonrío satisfecha mirando sus fotos y sintiendo que siempre va a recordarse en una etapa complicada, pero llena de simbología a la vez.

    Gracias a ellos y gracias a vosotros por quedaros conmigo.

  • Sesiones Lifestyle/Familia ¿Qué son y cómo las hacemos? (3/4/2021)

    ¿Qué es una Sesión Lifestyle o de familia?

    Es un reportaje en el que voy a afotaros al natural, siendo vosotros mismos. Captamos situaciones de la vida de las personas de la forma más real posible, sin artificios ni decorados, simplemente siendo vosotros mismos en vuestra mejor versión .

    ¿Dónde podemos hacerlas?

    Hay 3 opciones:

    EN CASA: desayunando, jugando en el salón, saltando en la cama, en la habitación de los peques, haciendo galletas, porque es Navidad, porque llega el verano y se abre la piscina…  

    EN EXTERIOR: un parque que os guste y que soléis visitar, un entorno natural salvaje de esos tan bonitos que yo conozco, comprando en el mercado, paseando por las calles de tu cuidad, jugando en las pistas…

    LUGAR DE LA ACCIÓN: En algún lugar propio en el que se desarrolla el recuerdo, un local porque es tu cumpleaños, en casa de los abuelos porque es el de tu papá, la fiesta de jubilación de los abuelos en el Retiro, la fiesta de los 15 de la niña con las amigas …

    ¿Qué queremos recordar?

    Que somos pareja y nos amamos, nuestra primera casa, nuestro embarazo, que cumple un añito, que nuestra familia crece, que se hacen adolescentes … ¡¡¡Será por momentos importantes!!!

    Tengo varios tipos de sesiones para que entre dentro del presupuesto y las necesidades de cada uno de vosotros como familia, así es que te va a cuadrar seguro.

    ¿Cómo hacemos?

    Me pides info sin compromiso, que sabes que yo soy mú salá y te respondo encantada. Verás el PDF y solventaré cualquier duda que pueda surgirte en relación a la logística. Hablamos de tus ideas y necesidades, me cuentas un poco cómo es tu familia, y decidimos dónde y cuándo vamos a hacer la sesión. Mientras llega el día, soy toda tuya para solucionar cualquier duda, ¡hasta para que hablemos de qué vas a ponerte!, que en eso tengo experiencia.
    Quiero que seáis vosotros mismos, naturales, y felices. Ese día es un día especial, una experiencia bonita, y vamos a estar todos contentos porque es un momento feliz, de esos que la vida nos pone delante para disfrutarlo.

    Una vez hecha la sesión, y en menos de 48 horas, ya te mando un adelanto de las fotos por whatsapp. Me gusta hacerlo así porque sé que tenéis ansia viva de ver algún resultado. Matamos el gusanillo y después yo sigo trabajando en vuestras fotos por una o dos semanas más, hasta dejarlas todo lo bonitas que a mí me gusta que queden.

    Cuando acabo de editar todas las fotos, os las envío por mail desde mi plataforma privada. Recibiréis todas las fotografías en calidad alta sin marca de agua para que las descarguéis en vuestros ordenadores y dispongáis de ellas. También una galería virtual para el móvil, de forma que tengáis vuestras fotos en el tlf a mano y podáis descargaros en calidad baja (para que el tlf no explote jjajajajaj) vuestras fotos favoritas, y las podáis compartir con familia, amigos, y en redes sociales con todo vuestro amor, y fardando de lo bonitas que son, la familia tan chula que tenéis y lo maravillosa que es vuestra fotógrafa.

    Si habéis elegido un tipo de sesión que tiene material impreso, dependerá de los plazos del laboratorio, pero os enviaré las fotografías impresas lo más rápido posible, en cuanto las elijáis.

    Y luego, a darnos amorcito y soñar con la siguiente vez que podamos encontrarnos.

    Si tienes más dudas, sabes dónde encontrarme. Si compartes esta información con alguien que sepas que me necesita, estarás ayudándome mogollón y yo lo agradezco mucho.

    Hablamos cuando quieras,
    Loren.

  • Comuniones 2020 (10/2/2020)
    Comuniones 2020 Loren Fotografía

    Las comuniones de este año están siendo bastante diferentes.
    Los cambios de fechas, normativa, y aforo en las celebraciones han resultado un quebradero de cabeza para las familias, y un foco de incertidumbre para todos, también para ellos, los protagonistas, aunque ellos siempre parece que son los que mejor reciben las cosas, pero no hay que negar que la procesión a veces va por dentro.

    Digamos que son unos valientes, pero reconozcámosles que no es sencillo.

    Si algo estamos aprendiendo, es a adaptarnos, a confomarnos y sonreír ante las situaciones adversas, y reinventar nuevas formas de darnos amor, y celebrar lo bonito que tiene la vida, que aún Covid mediante, sigue estando.
    De ellos, de los niños, es de los que más estoy aprendiendo. De ellos y de la gente positiva y resiliente que, si no hace una cosa, hace otra. Si ahora no se hace aquí con todos, se hace allá con casi nadie, y no pasa nada. Y si las fotos son en un ratito después de la Iglesia en el patio de casa, pues ahí se hacen. No pasa nada.

    Pero las fotos sí. Las fotos quedan. Mis clientes lo saben, porque entienden que ese recuerdo es importante para el futuro, y momentazo de modelos no se lo quita nadie, ni el covid, que pa algo tengo teleobjetivo y muchas ganas de que ellos se sientan a sí mismos, se muestren como son, puedan ser libres y felices como si nada de lo que está pasando fuera cierto.

    Gracias por seguir adelante, confiando siempre en mí.

  • ¿Afotamos juntos? (1/16/2020)

    Este es el nombre que le he dado al curso de fotografía One to One (de tú a tú, tú y yo juntos, una clase personalizada, vamos) que he creado para todo aquel que tiene una cámara guardada en el cajón y no usa, o sólo usa en automático, porque no se atreve a usarla de otro modo.

    Cuántas personas no me han dicho… “Ay! A mí me encanta la fotografía, quiero hacer fotos bonitas de mis viajes y mis niños y me compré una cámara, pero al final nunca la uso porque me da pereza el modo manual, y acabo haciéndolas con el móvil”.

    Algunos habéis hecho cursos de fotografía, pero aprender sólo con un manual técnico por delante, o un curso On Line es muy complicado. Tienes que ser muy amante de la técnica, y tener mucho tiempo y constancia para conseguirlo.
    Aprender en grupo presencial tampoco te va porque al final te pierdes en la maraña de explicaciones que otros quizás pillan al vuelo y tú, por no preguntar … pues acabas descolgado y sin motivación….

    Este afotemos juntos nace del entusiasmo de personas aficionadas a la fotografía que me han dicho esa frase y que han pasado por esas fases de aprendizaje sin mucho éxito, y que al conocerme, y entender mi forma de expresar y compartir la fotografía, han ido más allá y me han pedido que me invente alguna forma de enseñarles para que de verdad acaben superando esa pereza y se lancen a crear y dejar constancia de su vida de forma estética.

    No es para profesionales, sino para aficionados con mucha pasión por la imagen, y ganas de divertirse haciendo lo que les gusta.

     

    ¿Qué vas a aprender?

    Vas a aprender a usar tu cámara en modo manual, en situaciones de luz diferentes y adaptándolo al tipo de fotografía que quieres hacer o que más haces. También un poquito de edición que te permita mejorar tu fotografía luego en postproducción. Esto es importante.

    ¿Cómo vas a aprenderlo?

    No voy a marearte con un curso técnico, ni con miles de conocimientos teóricos. La fotografía es práctica, es divertida, es feliz, y así lo haremos: primero te explico con claridad cómo funciona una cámara, y paseando con la tuya, y hablando de ello practicaremos eso que se te hace tan imposible de entender, y verás que de repente, lo tienes en la cabeza.

    Te aseguro que lo vas a pasar bien. Soy una experta en sacar risas de casi todo.

    ¿Quieres saber más?

    Escríbeme sin compromiso a hola@lorenfotografia.es y te amplío la información sin compromiso, que yo soy mú salá y te respondo encantada, pero hazlo!!! Verás que es más asequible y sencillo de lo que crees. Las personas que lo han hecho están muy contentas, han aprendido y además se lo han pasado fenomenal. Es importante que no dejes de lado aquello que te gusta, que aprendas algo nuevo, que mejores los recuerdos de tu vida, los momentos importantes. Quiérete tú y piénsate como una prioridad.

    También puedes regalar el curso a alguien a quien quieras. Te hago tarjeta regalo y … ¡¡A hacer feliz a alguien!!

  • Bautizo: Una familia muy especial (11/19/2019)

    Queridos míos.

    Hoy vengo a enseñaros unas fotos bonitas de bautismo que hice para recordar siempre ese momento especial de la vida de una familia que cada día que pasa me gusta más, quiero más, conozco más y me hace más feliz.

    No soy una experta en nada, y mucho menos en religión, ni siquiera soy teísta, pero me interesa mogollón todo lo que tiene que ver con la historia, los orígenes y los significados de las cosas, y el Bautismo tiene un orígen muy esperanzador: la necesidad de ser un ser puro, de alma limpia, una nueva vida que comienza con la infusión de agua como un símbolo de renovación, renacer, de encarar el futuro con un cambio moral hacia todo lo positivo. Con el ideal del bautismo, un nuevo ser abraza a la vida y me gusta pensar que sus padres son conscientes de que con este gesto, lo que sienten es que van a ayudarle durante toda su vida a ser alguien limpio, puro de corazón.

    Yo me quedo con esto, sin más implicaciones, y me encanta, porque su madre es muy así: un ser de luz, una mujer sana de espíritu (de salud vamos tirando, gracias) y con una sonrisa amplia y feliz, de esas que sólo sale cuando estás tranquilo con las cosas que vas haciendo y ofreciendo a los demás.

    Hablo de ella porque es la que más conozco, y la conozco porque un día que necesitaba hacer un reportaje fotográfico, su cuñada, que vive en Alicante, le dijo que seguía por instagram a una chica muy maja, se llama Loren, que estaba en Madrid y que hace fotos bonitas. Y es simpática, y esto es importante.
    Y así comenzó todo.
    Desde entonces me he convertido en su fotógrafa de cabecera, y he tenido la suerte de compartir muchos momentos con ellos y toda su familia, que por cierto, es estupenda.

    El momento que nos ocupa es el baño de agua del pequeño Alex, (al que yo llamo Bebé Jefazo, porque me encantan sus caras de parecer que es consciente perfectamente de todo lo que pasa en el mundo, y tener una opinión sobre ellas) y las fotos que hicimos con su familia para recordar ese día.

    Os dejo algunas:

      

          

    Lo pasé genial con ellos, y aunque Alex estaba malito, en cuanto tomó la medicación estuvo a tope, y lo disfrutó y lo pasó fenomenal. A mí me encanta ver a las familias unidas, divirtiéndose, haciéndose esas bromas que sólo ellos conocen, guiños de confianza y palabras de amor a los pequeños.
    Gracias a todos por vuestra acogida, por vuestro cariño y vuestra confianza. Me ecantó haceros de taxista a algunos, y poner cara a otros que sólo conocía de oídas y que venían desde lejos.  Y a la cuñada, por supuesto, que sin su recomendación, me hubiera quedado sin conocer todo esto, sin compartir todo esto.

    Un abrazo a toda la familia, y hasta la próxima, que sé que vendrá.

  • Sesión de Embarazo: Naturalidad y amor (10/3/2019)

    Esta pareja que os traigo hoy se hizo la sesión hace unas semanas, pero como no llego a todo, me cuesta publicar a tiempo todo lo que os quiero enseñar, pero es importante porque ellos son un gran ejemplo del título de mi entrada de hoy: naturales y amorosos.

    Llegaron a mí gracias al bendito boca a boca, que es como llegan casi todos mis clientes. Les habían hablado de mi trabajo dos amigas diferentes (a las que adoroooooooo) y pidieron presupuesto, y se lanzaron a la piscina rápidamente.

    No preparamos demasiado la sesión porque la verdad, a esta chica tan guapa ya le quedaba muy poco para dar a luz, y no podíamos dilatarnos. Y llegó así vestida, tan bonita, tan libre, tan ella misma. Trajo una corona de flores preciosa que hace una de sus amigas también, La Gondolera porque le encanta, porque la hacia sentir guapa, especial, porque notaba que iba a darle un toque bucólico, casi místico a las imágenes, así como místico es el momento que está atravesando, a puntito de ser mamá de su primera hija.

    Una niña que tendrá un nombre grande y precioso.

    De ellos como pareja no tengo mucho que contar que no se vea en las fotos: Hay química. Ellos se entienden, se ríen juntos, se aman y se tocan todo el rato, y se burlan con cariño, y se rozan y se sienten felices cuando se miran. Qué subidón me dan a mí estas cosas, joder.

    Así es que no os voy a contar más, simplemente os dejo verlo.

    Gracias queridos míos. Ha sido muy guay conoceros, y espero que volvamos a vernos muy pronto. Gracias por ayudarme a crecer dejándome enseñar mi trabajo, y gracias por vuestro cariño y generosidad y confianza.

    Bienvenida, pequeña. Ya llevas un tiempo aquí y espero que la vida te trate bien. No me cabe duda. Te abrazo, como te abrazará el mundo siempre.

    Loren.

  • Sesión de embarazo y Familia: Juntos es mejor. (7/29/2019)

    Dedicar un ratito a un planazo como este de hacerse una sesión de fotos juntos, nunca es una mala idea. Hay momentos que son clave en las vidas de las personas. Y hay que tenerlos presente.

    Os lo digo porque son recuerdo, vale. También son momentos muy divertidos, claro, pero para mi modo de ver, lo mejor de las sesiones son la capacidad de fortalecimiento de los lazos de la familia. Les hago pensar un poco en ellos, en cómo empezó todo, en cada uno de los miembros que la componen, en qué sienten y qué les hace felices, sobre todo del estar juntos.

    La vida pasa rápido, todos vamos como locos, y no prestamos atención a lo importante. Y siempre, siempre siempre, incluso de las cosas que pueden parecer supérfluas, se puede aprender mogollón.
    Y esta es una de ellas.

    Me digan lo que me digan, es muy fuerte pensar: joder, van a pasar los años, y ellos van a tener estas fotos como partes de sus recuerdos, de los recuerdos de sus hijos, de sus nietos y a lo mejor tataranietos,  y a mi me da un vuelco el corazón, porque sé que todos ellos, los que han estado ahí en la naturaleza y lo han pasado bien dejando constancia del transcurso de su vida y de sus recuerdos, y los que las mirarán, porque se contagiarán de esa felicidad, pondrán fechas, caras, nombres, formas, a todas esas personas que forman parte de ellos, de sus historias.

    POR DIOOOOSSSS que no puedo, que se me cae la lágrima. Es algo grande.

    A mis familias bonitas, les doy las gracias por dejarme hacer esto.

    Como a esta familia, que disfruta tanto de su momento, de lo que vendrá… Sé que ellos van a sonreirme en la próxima que volvamos a encontrarnos sabiendo que esto que está arriba escrito es una verdad como una catedral, y así lo sienten. Esto me hace feliz.

     

         

      

    Gracias por dejarme enseñarle a todos los que me conocen lo que hago, cómo lo hago, por qué lo hago, y cómo lo siento.
    Sois un amor.

    Os abrazo fuerte, chicos, y que la llegada de la nueva ilusión sea preciosa, y os llene de felicidad de nuevo.

  • Sesión de familia: Trabajar con niños pequeños (6/12/2019)

    Os enseño una familia preciosa de la que sé que no voy a olvidarme nunca gracias a ella, a la pequeña Abril, y mediante ellos aprovecho para contaros cómo trabajo con niños pequeños.

    Son muchas familias las que he conocido, muchos niños cada uno con su particularidad, y a veces los nombres he de reconocer que me bailan, pero no las historias, ni los momentos. Para mí son más emociones que nombres, más momentos especiales que identidades en sí. Como todos repetís,(tengo esa gran suerte), al final los nombres me los sé, pero prefiero contar los detalles, y por qué me sacan una sonrisa.

    Del nombre de la pequeña Abril no voy a olvidarme , aunque por lo pronto sólo la haya visto una vez, pero es porque sus papás me contaron la bonita historia de su nombre, y esa historia está ligada a una celebración constante de su mes, su nombre, y su vida. Por eso siempre sabré que se llama Abril.

    Y no la olvidaré sobre todo porque me regaló uno de los momentos más bonitos que he vivido en mi profesión.

    Sus papás no sabían cómo reaccionaría Abril durante la sesión, probablemente tímida, decían, quizá seria, distante… ¿Y si no tiene el día? ¿Y si nos llora por miedo a lo desconocido? Le gusta sentirse segura, y si no conoce a la persona no va a colaborar…

    Y bueno, ahora veréis las fotos, pero ella demostró lo que es: una niña feliz, querida, acompañada y segura, libre y sin miedos.

    Para no asustarles, al principio no me acerco mucho a los niños. Les dejo su espacio porque considero que es mejor que me vean interactuar con sus padres, que vean las sonrisas, las frases que cruzamos con complicidad porque ya hemos hablado previamente para preparar la sesión, que vean a sus padres felices y relajados, así ellos puedan sentir que no pasa nada. No soy la típica que llega y besa, y toca, y dice frases locas a los niños. Primero los padres, y dejo que ellos poco a poco se acerquen.

    Tampoco quiero que me den un beso. Yo beso a sus padres, pero a ellos no. Les saludo, les sonrío, y sigo con el momento bienvenida, porque sus papás me conocen por ese trabajo previo que hago vía tlf o mail, por esa confianza que intento crear con la familia para facilitar mi trabajo y mejorarlo, pero para ellos soy una desconocida.

    Con los niños de comunión, por ejemplo, trato de hablar antes, porque son más mayores y pueden decidir, contarme cosas, preguntarme lo que quieran… y cuando llega el día de la sesión se acercan ellos, me abrazan y todo fluye, pero con los pequeños la única forma es a través de sus referentes.

    Pues esta sesión fue como la seda. Jugamos, nos reímos, nos contamos cosas, y cuando acabó hicimos una despedida larga, y es que las despedidas suelen ser largas porque me gusta ese momento posterior de comentar cómo ha ido, e ir cerrando conversaciones que se iniciaron mientras trabajaba, pero como yo me vengo arriba y me inspiro y me vuelvo loca, dejo las conversaciones a medias.

    El caso es que cuando nos íbamos, la mamá de Abril le dijo: ¿Das un abrazo a Loren? Y Abril saltó de sus brazos, y me agarró a mi fuerte, emocionada. Yo me sorprendí, me sentí feliz, y lloré. Lloré mucho por poder tener la suerte de vivir ese momento. Por saber que una niña se siente bien, se siente segura, se siente cómoda. Por saber que es posible llegar al corazón de las personas haciendo lo que hago. Por tener la suerte de ver siempre el lado bueno y amable de la vida. Lloré y seguí llorando porque Abril no quería soltarme. Y sus papás se emocionaron conmigo. Y sé que suena moñas, pero es lo que hay, es lo que pasó y es lo que siento.

    Yo como fotógrafa hago muchas cosas, pero cuando me preguntan cómo me defino, siempre digo que soy fotógrafa de familias. Las familias empiezan en un punto (boda o no, pareja o no, embarazo o no, mascotas o no, cumpleaños, comuniones, etc…) y evolucionan y avanzan, y me gusta ir creciendo con ellas. Trabajar con familias, con familias como la de Abril, y con momentos como los que vivo, es lo que le da sentido a todo.
    Gracias, chicos, ya os dije que esto era muy especial para mi. Gracias por dejarme contarlo. me cae la lagrimilla de recordarlo y escribirlo. Espero que os guste.

    Un beso enorme.

  • Pueblos bonitos de España: Albarracín, en Teruel. (5/8/2019)

    Declarado Monumento Nacional en 1961 y premiado con la Medalla de oro a las bellas artes, Albarracín es un pueblo medieval situado al suroeste de la provincia de Teruel (a sólo 35 min de la misma), que no puedes perderte. ¡Aragón MOLA!

    Es un municipio que comienza su historia potente con el clan de los beréberes de Banu Razín en el S.XI y de ahí su nombre (Al-Banu Razín, el lugar de los hijos de Razín). Pasó por varias manos y batallas (de ahí su estructura, muralla defensiva, etc…) hasta que acabó formando parte de la corona de Aragón en 1300.

    Es un pueblo medieval a los pies de una muralla sobre la curva del río Guadalaviar. Su color es muy característico por la cantidad de hierro de sus tierras que hacen que las fachadas sean color salmón, y tiene de todo para enamorar: callejuelas estrechas y empinadas con balcones de madera y forja, portones enormes, faroles en esquinas, calles empedradas (bastante empinadas, así es que te recomiendo que lleves calzado cómodo) y unas vistas de infarto.
    Para los niños es divertido ir descubriendo rincones, saludar a todos los gatos, correr por las plazas y callejuelas, el parque junto al río, los  puentes colgantes … Subir a la muralla y descubrir la inmensidad les deja atónitos.

    Yo os recomiendo pasar el día allí con ellos, hacer una de las visitas guiadas que te ofrecen porque te explican perfectamente su historia, que es la nuestra, y eso nos ayuda a conocer nuestro maravilloso país, que no tiene desperdicio en ninguno de sus rincones.

      

    Soy una firme defensora de nuestro entorno rural, no sólo de nuestras ciudades, porque son lugares en los que podemos aprender mucho, vivir lento y felices, y descubrir y reconciliarnos con nuestros orígenes, enseñándoles a nuestros hijos lo que realmente importa.