Sesiones de pareja: Alvaro y Monica

Pero no sólo ellos. Elsa y Dagger también están muy presentes porque forman parte de la familia.

A Álvaro le conocí por instagram. Ya veis, las redes sociales son maravillosas. Coincide que somos de la misma zona, y que también compartimos el amor perruno, pero coincide sobre todo que nos gustan las fotos que cuentan, que hablan de nuestros sentimientos, y que nos ayudan a recordar momentos bonitos.

Hizo un regalo a su chica que ella no esperaba, y que sé que le encantó: una sesión de fotos los 4 juntos. ¡Vaya suerte tengo de que se le ocurriera contar conmigo! Mónica es una chica preciosa y sensible, una tía de esas que te caen bien nada más verla. Como él, aunque él tiene más guasa, ¡¡¡me reí mucho!!!. Durante la sesión charlamos mucho, que ellos no son de posar, y conmigo no se posa, se viven momentos que yo luego almaceno. Y así echamos una mañana muy chula, que recuerdo con mucho cariño, en la que aprendí muchas cosas, y disfruté viéndoles a través de mi ojo.

Os dejo alguna de las fotos de la sesión, que para mi es muy importante porque me encanta cómo se trataron, cómo viven en familia, y cómo sienten estando los 4 juntos, queriéndose y respetándose.

 

 

Muchas gracias a esta pareja tan bonita que ha formado una familia perruna especial. ¡¡Verne os está esperando para conoceros!! Un abrazo muy fuerte y, como siempre digo, muchas gracias por dejarme mostrar mi trabajo.

Sesión de familia: El dorado…

Me gusta hacer sesiones de familia. Me hace sentir bien ayudar a contar su historia durante el paso de los años.

Y esta familia es taaaaan bonita…. que yo voy a dejarme llevar por los colores que me evocan: amarillos, ocres, dorados, brillante sol que se pone a sus espaldas, y el amor que se respira entre ellos y con su bebé.

La verdad es que a mi me parece magia, y me gusta pensar que he conseguido hacerla yo en un pequeño porcentaje, porque el resto es cosa de ellos, de la ilusión que pusieron, de lo mucho que se divirtieron, de cómo charlamos, de cuánto jugaban, y jugamos, de lo simpáticos que son, de su naturalidad… ¿Sigo? Es que me pongo pesadita…

Pero esa es mi suerte, la suerte que siempre me acompaña en cuando a la gente que me escribe se refiere. Son grandes personas, con grandes proyectos, como ella, que tiene que conciliar ahora que ha perdido su trabajo por la maternidad, como lo perdí yo, y con la que tanto me identifico.

 

Me gusta hacer sesiones de familia porque me gusta pensar que voy a formar parte de sus recuerdos, para toda la vida. Porque les ayudo a escribir su historia. Porque lo que sucede entre las personas es grande, y las familias son “templos”

Gracias a los tres. ¡¡¡Gracias por tanto!!!

¡¡¡Somos 100!!!

¡¡¡Feliz feliz!!!

  
Gracias a todos los que pasáis por aquí de vez en cuando, y  un beso a los que os quedáis. 

Estoy sorprendida del cariño que recibo en vuestras palabras día a día, de gente que sólo me conoce tras este escaparate que es mi blog. Yo no esperaba conseguir algo así, incrédula yo, y está pasando.

¡Una pasada es esto!

Y… ¿Sabeis qué? El número 1oo lo ha hecho un blog que descubrí ayer, sobre temas microstock, que me va a ayudar mucho a seguir adelante en mi profesión: StockMission

¿Una señal? ¡¡¡Seguro!!!!