Hay quien me dice que atribuimos emociones a los animales que ellos, sencillamente, no pueden sentir.  Todo aquel que haya vivido con algún animal, especialmente un perro, tiende a pensar lo contrario.

Hay otros que aseguran que la vida emocional de un perro  sí existe, pero es muy parecida a la de un niño de dos años, esto es, sienten emociones que no saben reconocer y simplemente las asocian a estímulos. Maravillosos dos años, cargados de emociones intensas y con todo un mundo por descubrir.

Otros muchos tienen y sienten con sus perros relaciones emocionales maduras, maceradas a fuego lento, amor sólido y confianza plena.

Yo en él, descubro cada día expresiones faciales que me dicen que su corazón es mucho más grande que el mío, su sensibilidad infinita y que sus sentimientos no tienen nada de casual, y sí mucho del caminar, a veces por espinas, y por fin entre algodones.

Paseando con Mr Leo - LorenPhotography_9

Aquí tenemos a Mr Leo disfrutando, os lo aseguro, de cómo el sol del amanecer llena su rostro, y la brisa, lo va meciendo.

 

Feliz día de los animales.

14 comentarios sobre “Fotografía de mascotas: sus emociones

  1. Si aprendiéramos un poco más de ellos no pensaríamos que no tienen sentimientos y que se basan en estímulos. Aunque el amor, el cariño son todo estímulos que los animales recogen con más afán que nosotros y los trasmiten.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s